La decapitación de ciervos atrapados por la nieve no debe quedar impune

Ecologistas en Acción ha presentado sendas denuncias, dirigidas al SEPRONA y al Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta, pidiendo que se investiguen los hechos y se aplique el máximo castigo, administrativo y penal, a los cazadores furtivos responsables del abatimiento y decapitación de los ciervos atrapados en la nieve. Esta bárbara “modalidad de caza” está expresamente prohibida.

Varios testigos afirman haber visto camionetas de particulares cargadas de cabezas de animales. Algunos de ellos han asegurado que vieron cómo se remataba a sangre fría a los animales debilitados después de haberlos atraído hasta vehículos todoterreno con fardos de paja y hierba.

Todo parece indicar que nos encontramos ante unos hechos atribuibles, en todo o en parte, a cazadores furtivos, los cuales habrían aprovechado que los animales están atrapados en la nieve para darles caza y obtener de forma ilícita los “trofeos”. No es la primera vez que en estos montes se aprovecha la nieve para abatir animales cansados y hambrientos, una modalidad de caza absolutamente prohibida, que se realiza sin ningún esfuerzo, no ofrece al animal posibilidad alguna de defensa y se convierte en un execrable ejercicio de tiro al blanco. De sobra es conocido el lucrativo negocio que existe detrás de las redes de tráfico ilegal de cuernas de ciervo.

Los hechos descritos pueden ser constitutivos de un delito contra la fauna tipificado en el Código Penal, por ejercicio de la caza cuando esta se encuentra expresamente prohibida. Además, se habrían producido diversas infracciones administrativas de las Leyes de Caza y Sanidad Animal de Castilla y León, y de la disposición que, con carácter reglamentario, regula el ordenado aprovechamiento cinegético y el ejercicio de la caza en las Reservas Regionales de Caza de Castilla y León.

Por las razones expuestas, se ha pedido al Seprona que investigue los hechos, por si fueran constitutivos de infracción administrativa y delito penal y se informe a la autoridad judicial y administrativa para que recaiga sobre los responsables todo el peso de la Ley. Y puesto que los cadáveres han aparecido en terrenos pertenecientes a la Reserva Regional de Caza de Riaño, también se ha pedido a la Consejería de Medio Ambiente, responsable de la gestión de dicha reserva, que de urgentemente explicaciones.

Para Ecologistas en Acción los hechos denunciados ponen en evidencia, una vez más, la pésima gestión realizada en la Resera Regional de Caza de Riaño, con medio centenar de ciervos muertos tras las últimas nevadas, cadáveres abandonados, así como la falta de controles en lo relativo al ejercicio de la caza en la misma.

No hay duda de que la muerte y decapitación de estos pobres animales deteriora gravemente la imagen del Parque Regional de Picos de Europa (un espacio Red Natura 2000) al tratarse de unos hechos absolutamente ilegales (aprovechar la nieve para abatir animales cansados y hambrientos) cuya crueldad, todo amante de la naturaleza aborrece y denuncia.