Pasividad del Ayuntamiento de San Fernando de Henares ante los vertidos ilegales

Desde hace diez meses Ecologistas en Acción San Fernando-Coslada viene denunciando ante el Ayuntamiento de San Fernando de Henares la actividad ilegal de vertido y enterramiento de residuos de diversa naturaleza en una parcela junto a la autovía A-2. A pesar del tiempo transcurrido, no existe constancia de que se haya tomado ninguna medida. Recientemente, la misma organización ha denunciado otro vertedero en Soto de Aldovea, donde se ha encontrado, incluso un perro muerto que podría haber sido objeto de maltrato. Ecologistas en Acción lamenta la pasividad del consistorio ante un problema con graves repercusiones sobre el medio ambiente y la salud pública.

La aparición de puntos de vertido ilegales en el municipio de San Fernando de Henares supone un problema cada vez más frecuente. A pesar de ello, el Ayuntamiento no toma las medidas necesarias para combatir esta situación. En el mes de abril de 2014, Ecologistas en Acción San Fernando-Coslada denunció la existencia de una actividad ilegal de vertido y enterramiento de residuos en una parcela situada en la margen derecha de la autovía A-2, colindante al centro comercial Cars&Cars.

En esta parcela, al menos desde el año 2007 se vierten escombros y desde hace dos años también se acumulan plásticos, planchas de poliuretano, restos de mobiliario, tablas de aglomerado, aceites, amianto, fibra de vidrio, tubos de PVC, enormes cantidades de cintas de vídeo y discos de policarbonato (CD y DVD), restos de tarimas de suelo sintéticas, filtros de automóvil, cristales, hierros, cables y un largo etcétera.

Una vez que se descargan estos materiales se cubren con tierra, utilizando excavadoras y se vuelve a verter sobre ellos. De esta forma se crean capas que, en algunas zonas de la parcela se elevan hasta dos metros sobre el nivel original del suelo.

Los productores de los residuos que son enterrados deberían pagar para que fueran trasladados a plantas de clasificación y tratamiento para ser recuperados o ser neutralizados por su elevada toxicidad (amiento, aceites). Por tanto, al verterse de esta forma, además del daño ambiental que se está ocasionando se está produciendo un fraude económico.

A pesar de la denuncia, hasta la fecha no se tiene constancia de que el Ayuntamiento haya tomado medida alguna, de hecho los vertidos se siguen realizando.

Por otra parte, el pasado 16 de febrero también se denunció la aparición de un vertedero en dos parcelas en Soto de Aldovea, en un lugar colindante a huertos. En este caso se acumulan sin control escombros, plásticos, carcasas de televisor, neumáticos, enseres domésticos como colchones, sofás, etc. Además también se ha encontrado un perro muerto que podría haber sido objeto de maltrato.

Teniendo en cuenta la pasividad municipal para actuar ante este tipo de problemas, en esta ocasión los hechos también se han puesto en conocimiento del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA).

Ecologistas en Acción San Fernando-Coslada recuerda que el vertido descontrolado de residuos supone un grave problema ambiental y de salud pública. Por ello es necesario que el Ayuntamiento de San Fernando de Henares tome medidas eficaces que pongan fin a esta actividad, pero además es necesario desarrollar una importante labor informativa, educativa y de sensibilización de la población.