Tramitan la construcción del ATC antes de decidir su ubicación

La Plataforma contra el cementerio nuclear de Cuenca, en la que está integrada Ecologistas en Acción, ha presentado alegaciones junto con el Ayuntamiento de Alconchel de la Estrella, localidad a 5km de Villar de Cañas y perteneciente a la Plataforma

En las alegaciones presentadas el pasado viernes, se propone la anulación de todo el procedimiento y que se inicie de nuevo una vez que se apruebe la autorización previa o de emplazamiento. Pero para la Plataforma, la autorización previa, no debería aprobarse dado que se ha demostrado sobradamente que los terrenos no son adecuados.

El Proyecto y el Estudio Preliminar de Seguridad remitido para las alegaciones a la Autorización de Construcción del almacén temporal centralizado (ATC) no incluyen numerosos estudios e información que desde el momento de su redacción (diciembre de 2013) han sido aportados al procedimiento. Tampoco se ha concluido las fases previas como son la publicación de la Declaración de Impacto Ambiental y la Autorización Previa, que pueden imponer importantes condiciones al proyecto, si no dar al traste con él, por su inadecuación al emplazamiento donde se plantea.

Por ello, se propone que la documentación correspondiente a la solicitud de la Autorización de Construcción, debe ser elaborada nuevamente incorporando todos los estudios en marcha y las condiciones que imponga la Autorización Previa y el procedimiento de evaluación ambiental.

Para la Plataforma, este intento de acortar plazos, y de hurtar a la sociedad la posibilidad de opinar sobre este proyecto, es irresponsable y un nuevo despropósito a unir, a los muchos acumulados, desde el momento en el que se designó a Villar de Cañas para albergar el ATC por razones políticas, hasta ahora, más de 3 años después. Durante este tiempo, no se ha aprobado ninguna de las 5 autorizaciones imprescindibles para iniciar la obra, las dudas sobre los ternos han aumentado, se ha descabezado Enresa y ha tenido lugar un terremoto de 5,2 grados a 82 km de los terrenos elegidos para construir el ATC, sin que se hubiera realizado un estudio a fondo de sismicidad del entorno de Villar de Cañas.