Presentan más de 40 propuestas para reducir el impacto ambiental en Burgos

Propuestas para Burgos ante las elecciones municipales de 2015

Con motivo de las próximas elecciones municipales Ecologistas en Acción de Burgos ha elaborado un documento que pone a disposición de la ciudadanía y las formaciones políticas. Las propuestas incluyen las principales líneas de acción que se deben desarrollar desde la política municipal para reducir la huella ecológica de la ciudad.

La situación de partida de la ciudad está lejos de ser sostenible, y la planificación prevista en el último Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) no lo mejora; por lo que la primera propuesta que se realiza es la modificación del PGOU, para que dé más importancia a la regeneración urbana que a la expansión de la ciudad.

La “ecologización” de la ciudad pasa por reducir el consumo de recursos, acortar los canales de distribución, sustituir los productos tóxicos, prevenir la generación de residuos y la contaminación de la atmósfera y de las aguas, entre otras cuestiones.

El documento indica las demandas para lograr una política energética que alcance la “emisión cero” en 2050, a través del ahorro y eficiencia energética y apoyo a las energías renovables y distribuidas; se insta a una movilidad que garantice la accesibilidad universal, el servicio público de transporte y favorezca los desplazamientos peatonales y en bicicleta; requiere una política de aguas que mantenga la titularidad pública de la gestión, y adecue la oferta y la demanda; se pone el acento en la necesidad de prevención de la generación de residuos, y la urgencia de mantenimiento y conservación de los parques y jardines. No olvida la salud ambiental, que mejore la calidad de vida a través de la reducción de la contaminación atmosférica, el ruido o la contaminación electromagnética.

Satisfacer las necesidades de la ciudad con productos cuyo origen es lejano incrementa la insostenibilidad de la urbe, por lo que se propone también mejorar los vínculos con la producción cercana.

Los instrumentos de la política ambiental para llevar a cabo estas acciones deberán incluir una amplia participación de la ciudadanía, un programa ambiciosos de educación ambiental, fiscalidad ambiental a través de la modificación o creación de impuestos y tasas “verdes” y la puesta en marcha de un plan de compra pública verde por parte de la Administración.

Tampoco olvidamos las consecuencias que ciertas políticas de ámbito supramunicipal tienen sobre la ciudadanía y sobre el medio ambiente, por lo que se debe tener una postura beligerante ante la firma de tratados internacionales, rechazar la extracción de hidrocarburos en la provincia y exigir el desmantelamiento definitivo de Garoña.




Visitantes conectados: 530