Las labores de restauración de las Lagunas de Bonanza

Los trabajos de regeneración que han comenzado a ejecutarse en las Lagunas de Bonanza, ubicadas junto al Pinar de la Duquesa, por parte de una empresa contratada por la Consejería de Medio Ambiente acogiéndose al Plan Provincial de Humedales son una chapuza.

El presupuesto asignado se va a destinar sólo a vallar aquellos tramos que presenten un peligro para personas y vehículos y no para proteger toda la periferia de las tres lagunas afectadas. Además los residuos que se han ido depositando a lo largo de los años no se van a retirar sino extender hacia el mismo interior de cada laguna.

Hay que aclarar que esos fondos económicos vienen exclusivamente de la Junta y el Ayuntamiento no ha puesto ni un solo euro, aunque la suplantada edil del Medio Ambiente, Montserrat Caputto, haya afirmado públicamente lo contrario. Es más, la falta de vigilancia y de interés del actual Equipo de Gobierno ha propiciado que las lagunas ofrezcan un estado de abandono deplorable, siendo lo más grave el hecho de que haya consentido su usurpación ilegal. Ahora es un buen momento para que el Ayuntamiento delimite con exactitud los límites de los mismas, como administración propietaria. El Gobierno local desconoce realmente su delimitación y va a seguir permitiendo que las personas que se han hecho dueñas clandestinamente de terrenos municipales sigan actuando con impunidad.

Por tanto, para que no se pierda ni un solo milímetro de estos humedales, declarados en el actual PGOU como “espacios verdes de uso público”, que ofrecen una rica biodiversidad (tanto de anfibios como de aves y plantas acuáticas), Ecologistas en Acción exige al nuevo delegado de Medio Ambiente, Federico Valle, que se informe bien por sus técnicos y se dirija al organismo correspondiente, en este caso el Registro civil o el Catastro, para así recuperar y regenerar cada rincón de estos hábitats y evitar que los mismos sigan siendo ocupados en un futuro de forma ilegal. Un ejemplo de ilegalidad es lo que ha sucedido en los últimos años, cuando más de 1.000 metros cuadrados han sido ocupados para construir una nave industrial, siendo denunciado reiteradamente por Ecologistas en Acción ante la Gerencia de Urbanismo y la Delegación Municipal de Medio Ambiente, sin haber obtenido respuesta hasta el momento.

Así las cosas, Ecologistas en Acción exige al nuevo delegado que colabore económicamente para ampliar estas tareas de regeneración, a fin de lograr conservar y preservar este ecosistema y que los trabajos de limpieza -retirada de escombros, plásticos de invernaderos y bidones de productos fitosanitarios- sean lo más efectivos posibles.

Ecologistas en Acción no va a parar en su lucha hasta conseguir que estas lagunas que consideramos que constituyen un patrimonio natural digno de ser protegido sea respetado por todos y conservado para las generaciones venideras.