Piden compromiso con el problema del Lindano de Borobia

Asden-Ecologistas en Acción ha reclamado a las autoridades competentes que adopten medidas inmediatas para conocer con exactitud la magnitud y solucionar el problema del Lindano en Borobia.

Hay que tener cierta cautela respecto a la existencia de Lindano en la mina Gandalia de Borobia, pero a la vez hay que considerar el principio de precaución porque estamos ante una sustancia química tóxica y peligrosa y porque los análisis químicos realizados por la Confederación Hidrográfica del Ebro son preliminares. Por ello lo lógico es que la C.H. del Ebro una vez detectada la presencia de Lindano lo hubiera comunicado en Diciembre de 2013 (hace ya 18 meses) al Ministerio de Medioambiente, a la Junta de CyL (y a sus diversas Consejerías implicadas en la materia: Sanidad, Agricultura, Medioambiente, Minas, etc.); y por supuesto al Ayuntamiento de Borobia para que se adoptarán más medidas de investigación inmediata, y otras medidas coordinadas de comunicación, prevención y gestión.

La experiencia que tenemos en Soria en otros temas ambientales nos demuestra que esta coordinación no ha existido. Por ello nos hemos dirigido al la C.H. del Ebro y a la Junta de CyL solicitando que realicen y publiquen nuevos análisis e investigaciones con el fin de conocer con precisión la magnitud de los vertidos de Lindano, su localización y sus efectos sobre el medioambiente y la salud de los vecinos de Borobia.

Igualmente nuestra experiencia nos dice que siguiendo el modelo de transparencia de la Junta de CyL, deberemos recurrir a la vía judicial para conseguir que actúen y nos proporcionen la información. Por supuesto aprovechamos estos exclusivos días de campaña electoral para usar nuestro legítimo derecho de pedir y exigir que atiendan a un problema tan grave como el Lindano de Borobia, propongan medidas y en su caso justifiquen su inacción.

En estos 18 meses la inactividad de las distintas administraciones ha hecho posible que haya habido personas bañándose en el lago de la mina Gandalia, o que hayan cogido cisternas con agua para regar obras públicas o dar de beber al ganado, etc. O incluso que se hayan realizado movimientos de tierra en el municipio de Borobia sin haber prestado atención a la posible presencia o aparición de Lindano enterrado.

Por supuesto los responsables de esta situación han sido unas personas sin escrúpulos que fabricaron Lindano, lo almacenaron y luego los vertieron y dispersaron ilegalmente por la geografía española, y con todo ello se lucraron. Pero no hay que olvidar que ha habido y hay unos Órganos públicos, unas Autoridades y unos funcionarios que por acción y omisión lo toleraron en su momento y después lo han ignorado y ocultado. El resultado es que en Borobia tenemos una bomba ambiental que en su día se podían haber desactivado y limpiado eficazmente y de forma barata con luz y taquígrafos; en cambio ahora va a suponer un coste de varios millones de Euros y va a generar incertidumbre y desconfianza entre los vecinos de Borobia y del resto de pueblos ribereños del río Manubles.