Día Mundial de Acción contra los Gastos Militares

Gráficas explicativas del gasto militar y llamamiento a sumarse a la campaña de Objeción Fiscal. El día 13 de abril de 2015 comenzará, en diversos países del mundo, una larga serie de acciones destinadas a denunciar uno de los más graves problemas con que se enfrenta la humanidad: Unos gastos militares que alcanzan unos 1,7 billones de dólares cada año. No solo nos enfrentamos al peligro de los arsenales militares de todo tipo (nucleares, químicos, biológicos...); es el desarrollo sostenible del planeta el que está siendo comprometido con este gigantesco gasto que deja de dedicarse a necesidades básicas como la salud o la educación. Gigantescas cantidades que podrían aplicarse a alcanzar los Objetivos del Milenio son destinadas a avivar el fuego de decenas de conflictos a lo largo de los distintos continentes.
Andalucía, 13 de abril de 2015.

En España, si nos detenemos a leer el magnífico informe del Centro Delás, titulado http://www.centredelas.org/images/INFORMES_i_altres_PDF/informe25_cas_def.pdf

“Inercia, despilfrarro y engaño en el gasto militar. Análisis del presupuesto de Defensa español en el año 2015”, descubriremos un nuevo aumento del gasto militar, y la intencionada ocultación de una serie de partidas, como los Programas especiales de armamento o las Operaciones militares en el exterior, o la I+D militar. En total, varias decenas de millones de euros. Como indica el informe.

“En 2015, como viene ocurriendo cada año, el presupuesto militar español carece no solo de transparencia sino también de realismo. En un contexto permanente de crisis económica, en el que las necesidades sociales son una prioridad para la ciudadanía, se vuelve a aumentar el gasto militar, retrayendo recursos de las políticas que persiguen el bien social”.

En Andalucía, mientras el paro supera el millón de personas y se sufren graves recortes sociales, el gasto militar se convierte en una forma de reprimir y criminalizar a aquellos colectivos que intentan luchar contra la precariedad. Las Bases de Rota y Morón, que representan los intereses de los Estados Unidos y de la OTAN, son legitimados con argumentos económicos, mientras la Junta promueve industrias armamentísticas o ferias de armas.

La R.A.N.A. viene denunciando cómo los poderosos utilizan la violencia contra las personas y colectivos que defienden su dignidad, su trabajo o su vivienda, y se enfrentan a los durísimos recortes sociales impuestos desde los poderes económicos de Europa. Por eso una vez más reivindicamos la Desobediencia Civil como herramienta de transformación social.

Vamos a seguir exigiendo que se dediquen muchos menos recursos al gasto militar y muchos más a la paz, al desarrollo sostenible, al medio ambiente, a la justicia social y a la creación de empleo ecológico y sostenible.