Manifiesto de la Plataforma Granadina en defensa del ferrocarril

Las necesidades de transporte han crecido exponencialmente en nuestra provincia en los últimos años. Impulsadas por un urbanismo difuso que obliga al desplazamiento para los servicios básicos, junto a la creciente deslocalización de las actividades productivas y de servicios, el transporte se ha convertido en el sector de mayor consumo energético del estado, alcanzando un 40% del consumo total, superior al consumo de la industria o los hogares.

En Granada, la cobertura del transporte se ha realizado casi exclusivamente por el transporte en carretera, que es el modo de transporte de mayores impactos sanitarios y ambientales.

La apuesta exclusiva por las infraestructuras viarias, sin crear otras alternativas, en muchos casos en vez de resolver la congestión de los desplazamientos, ha actuado como inductor de más vehículos, produciendo al poco nueva congestión y agravando la situación en los cuellos de botella (accesos grandes núcleos y centros industriales y comerciales) o en los días y horas punta, configurando un irracional circulo vicioso de difícil solución.

Entre los principales impactos del transporte por carretera, destacan las emisiones de contaminantes atmosféricos causantes del efecto invernadero y de la degradación sanitaria de la calidad del aire de nuestros municipios.

Así, en el caso de las emisiones de CO2, principal gas responsable del cambio climático, el tráfico rodado es responsable del 46% de las emisiones totales en la provincia de Granada. Estas emisiones de CO2 del transporte por carretera, son las que más están creciendo en los últimos años, haciendo que tanto Andalucía como España, ya triplique los objetivos de incremento del 15% establecidos por el Protocolo de Kioto para el periodo 2008-2012. En cuanto a los óxidos de nitrógeno, gas perjudicial para la salud e inductor de otro contaminante como es el ozono troposférico, el transporte viario es causante del 65 % de las emisiones totales en la provincia.

Actualmente, la ciudad de Granada se encuentra al límite de sobrepasar los niveles sanitariamente permitidos de óxidos de nitrógeno y gran parte del área metropolitana y la costa presentan superaciones de los niveles permitidos de ozono troposférico.

Recientes estudios de los costes externos del trasporte en la Unión Europea, que valoran los costes producidos por los accidentes, el cambio climático, la contaminación atmosférica y la degradación de los recursos naturales, exponen que el transporte de viajeros en ferrocarril es 3,3 veces menos costoso que el transporte en automóviles; y que en el trasporte de mercancías, por cada tonelada y kilómetro recorrido, el ferrocarril es cuatro veces menos costoso que el transporte en camiones.

Finalmente, y comparado con el resto de modos de transporte, se concluye que el ferrocarril es el sistema de transporte más seguro, saludable y sostenible.

Por ello, en un escenario de alta superación de los objetivos de emisión del Protocolo de Kioto y con un alto riesgo de superación de los límite sanitarios de contaminantes atmosféricos, el trasvase de los modos de transporte por carretera hacia el transporte en ferrocarril es urgente y fundamental, hasta configurar el ferrocarril como el sistema básico del transporte intermodal de pasajeros y mercancías.

Sin embargo, la historia del ferrocarril en Granada ha sido la del abandono y degradación continua.

Granada ha visto en las últimas décadas la desaparición de la línea Guadix-Almendricos y el enlace con el área de Levante, el cierre paulatino de las estaciones del interior y la perdida progresiva de servicios ferroviarios (hoy se tarda más en llegar a Madrid que hace 20 años), haciendo que en la actualidad la aportación del ferrocarril en el transporte provincial sea insignificante.

Y lo más preocupante es que las nuevas propuesta de desarrollo ferroviario provincial para el futuro, hasta el horizonte del año 2020, establecidas en el reciente Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte, mantiene la marginalidad ferroviaria de nuestra provincia, ya que sólo plantea la conexión a la alta velocidad a Madrid por Bobadilla y la posible continuidad de la línea mediterránea en su paso por el litoral granadino.

Con estas actuaciones, será imposible constituir un sistema integrado de transporte ferroviario para la provincia, que preste el servicio de transporte sostenible que Granada necesita, quedándose aislados los principales núcleos de la costa y del interior, así como las posibilidades de comunicación con el Levante.


Manifiesto

POR ELLO, LAS ORGANIZACIONES ABAJO FIRMANTES, PROMOTORAS DE LA PLATAFORMA GRANADINA EN DEFENSA DEL FERROCARRIL, MANIFIESTAN LO SIGUIENTE:

PRIMERO.- Constatamos que el ferrocarril es un sistema de transporte sostenible, de bajo coste, con menor consumo energético, descongestionador del espacio viario y de buen comportamiento ambiental.

SEGUNDO.- Reivindicamos mantener al ferrocarril como un servicio público de accesibilidad universal y de precio asequible, cuya infraestructura y servicios sean de propiedad y gestión pública.

TERCERO.- Propugnamos hacer del ferrocarril (junto a los desplazamientos a pie y en bicicleta), la columna vertebral del sistema multimodal e integrado de transporte en nuestra provincia.
Y para ello trabajaremos para la modificación del Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte, en la redacción del futuro Plan Sectorial de Transporte Ferroviario, planteando un nuevo sistema de infraestructuras ferroviarias en la provincia, que contemple:
* Nueva línea de conexión de Granada con Motril, que relacione los principales ejes de la provincia (Aglomeración y Costa), tanto para el trasporte de pasajeros como de mercancías. El puerto de Motril, no puede seguir siendo el único puerto del estado sin conexión ferroviaria.
* Reforma y apertura de la línea Guadix-Almendricos, para la conexión con el Levante, zonas fundamentales para las relaciones económicas y sociales de Granada y Andalucía.
* Nueva estación central en la ciudad de Granada, con los medios que sus ciudadanos merecen, ya que la actual es tan tercermundista, que no tiene acceso a los andenes para personas minusválidas o personas mayores. Dicha estación debe estar concebida para las conexiones que estamos avanzando como necesarias para la provincia y la zona oriental de Andalucía.
* Estaciones de contenedores y carga, de tipo intermodal para las mercancías del Puerto de Motril, así como, de los distintos Polígonos Industriales cercanos al ferrocarril, para facilitar su transporte. Dado que Granada ha sido un referente a nivel estatal en la reparación del Material Ferroviario, solicitamos que se construya un taller de reparaciones, lo suficientemente amplio como para dar cobertura a todos los vehículos de tipo automotor eléctrico y diesel que circulen por toda la zona oriental de Andalucía, así como también, las máquinas de tracción para trenes de mercancías y tracción viajeros.

CUARTO.- Solicitamos la creación de un servicio ferroviario vertebrador de la provincia que conecte los principales núcleos del interior con la capital, basado en cuatro grandes líneas: Loja-Granada, con servicios para Loja, Huétor-Tájar, Villanueva Mesia, Tocón-Montefrio, Alomartes, Illora-Obeilar, San Pascual, Anzola, Pinos Puente, Atarfe-Santa Fe, La Bobadilla y Granada. Baza-Guadix-Granada, con servicios para Baza, Gor, Guadix, Benalua de Guadix, Diezma, Moreda, Iznalloz, Deifontes, Pantano Cubillas, Polígonos Asegra y Juncaril, Albolote, Maracena y Granada.-> Con enlace hacía Murcia y Levante. Motril-Granada, con servicios para Motril-Puerto, Motril, Vélez de Benaudalla, El Valle de Lecrin, Dúrcal, Padul, Polígono MARCHALENDIN, Alhendin, Otura, Armilla, Parque Tecnológico de la Salud, Granada.( Enlazando con el corredor ferroviario recogido en el P.E.I.T. presentado por Magdalena Álvarez. Esta red ferroviaria provincial, presentaría un núcleo de cercanías para las poblaciones y núcleos mas poblados, con una frecuencia de entre una y dos horas, entre Motril-Granada-Alcalá La Real, y otro núcleo con una frecuencia de una hora entre Guadix-Granada-Loja. Este último se puede poner de inmediato, ya que existe la infraestructura necesaria. El resto de comunicaciones de trenes de viajeros en un radio de 300 a 400 kilómetros, se realizaría con trenes de tipo Regional.

La Plataforma Granadina en Defensa del Ferrocarril, promoverá un amplio debate social en la ciudadanía, colectivos e instituciones, solicitando su adhesión y apoyo para el ferrocarril seguro, sostenible, público y social que Granada necesita.

Confederación General del Trabajo (CGT)
Ecologistas en Acción
Izquierda Unida Los Verdes Convocatoria por Andalucía