Más de dos meses sin medir niveles de ozono en Salamanca

Se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, pero a pesar de que las administraciones celebrarán este día con distintas actividades, el interés por la defensa del Medio Ambiente y la lucha contra la contaminación es prácticamente anecdótica. Un ejemplo de ello es que la Estaciones de Control de la Contaminación, llevan más de dos meses sin medir los niveles de ozono en la ciudad de Salamanca.

Desde que se desconectaron las estaciones Salamanca 2 "La Marina" y Salamanca 4 "Barrio de San José" en diciembre de 2009 y mayo de 2013 respectivamente (sin causa justificada, atendiendo a esa lógica economicista de abaratar costes). Las estaciones actualmente existentes son Salamanca 5 "La Bañeza" y Salamanca 6 "Aldehuela de los Guzmanes". La última, única de las dos que mide ozono, es la que no funciona desde el 25 de marzo.

Previamente, la estación Salamanca 1 "Avenida de Portugal" se había trasladado en enero de 2002 a la actual estación Salamanca 5, y la estación Salamanca 3 "Avenida de Alemania" se había trasladado en diciembre de 2006 a la actual Salamanca 6. Con lo que se reubicaron dos estaciones en avenidas céntricas con tráfico intenso a una calle con poco tráfico (La Bañeza) y a la periferia de la ciudad (La Aldehuela). De hecho, se puede considerar que ninguna de las dos estaciones actuales mide contaminación del tráfico, lo que incumple la legislación.

Según nos cuenta la Junta, volveremos a tener datos de ozono en Salamanca 6 la próxima semana, con lo que habremos perdido dos meses y pico de información. Como la captura mínima de datos para el ozono es del 90% entre el 1 de abril y el 30 de septiembre, los datos de este contaminante en 2015 no se van a considerar válidos por insuficiencia de los mismos. Sabremos lo que sucede a partir de junio si no hay más problemas, pero no servirá para la evaluación de este año, porque se ha perdido mucha información y no hay otro medidor de ozono que haya permitido cubrir la pérdida.

Tanto el Ayuntamiento de Salamanca, como la Junta a través de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, conocedoras de esta situación, deberían haberlo resuelto enviando al mismo lugar donde se ubica la estación fija, a la estación móvil de la Junta para evitar dejar desinformada y desprotegida a la población afectada. Lo podían haber hecho, pero a lo mejor prefieren no saber lo que pasa.

Este hecho es especialmente grave, si tenemos en cuenta los datos de los últimos años, con una tendencia a aumentar de este gas contaminante, que puede provocar desde afecciones respiratorias hasta problemas vasculares. El gas contaminante también afecta a las cosechas y la vegetación.

Desde Ecologistas en Acción denunciamos que pese a que la tendencia ascendente de este gas es clara y alarmante, las administraciones responsables continúan sin tomar medidas efectivas para evitarlo, y lo resuelven ocultando información a la ciudadanía.




Visitantes conectados: 394