Otro millón de euros desperdiciado en Fuentebravía

Duodécima regeneración de la playa de Fuentebravía

Ecologistas en Acción exige responsabilidades por el despilfarro de dinero público en la fracasada regeneración de esta playa.

Esta semana han comenzado en la playa de Fuentebravía otra costosa “regeneración” tan abocada al fracaso como las anteriores; 1.248.000 € de dinero público tirados al fondo del mar. Lo grave y alarmante del tema es que tras años de fracasadas “regeneraciones”, la Demarcación de Costas anunció que la solución definitiva pasaba por construir un espigón que cerrara la playa hacia el este, separándola de la de La Inmaculada, al inicio de la playa de Santa Catalina. Ecologistas en Acción alegó contra este proyecto, que ha tenido un coste de 660.000 €, por entender que no se actuaba contra las causas de la pérdida de arena de esta playa, que no eran otras que los espigones de la Base Naval de Rota, que habían interrumpido el flujo de las corrientes de arena, y las construcciones de edificios en la misma playa, que han aumentado la fuerza erosiva de los temporales. Además, advertimos sobre la pérdida de arena en la colindante playa de La Inmaculada. Pues bien, tan solo un año después de esta magna y anunciada como definitiva obra de ingeniería, no sólo se ha quedado sin arena la playa de Fuentebravía, sino que es patente los efectos negativos sobre la de La Inmaculada. Para colmo, esta regeneración se está realizando en plena temporada de baños, lo que supone molestias y riesgos para los usuarios de la misma.

En las dos últimas décadas la Demarcación de Costas ha gastado 2.636.242 € en once actuaciones que han terminado siempre igual, tras el verano, la playa vuelve a perder la arena. Si se añade la inversión del nuevo espigón y de la actual “regeneración”, en total se han despilfarrado ¡¡4.544.242 €!!

Duodécima regeneración de la playa de Fuentebravía

Estas chapuceras y fracasadas actuaciones de regeneración han contado con el apoyo decidido del Ayuntamiento, que ha presionado año tras año para que al comienzo de la temporada estival los turistas disfrutaran de este espejismo de playa tan temporal como artificial. Hay que recordar la proliferación de políticos que visitaron las obras del espigón el pasado año, incluidos el alcalde de El Puerto Alfonso Candón, el Subdelegado del Gobierno en Cádiz Javier de Torre, el jefe de la Demarcación de Costas de Andalucía Atlántico Patricio Poullet y los concejales de Medio Ambiente y Mantenimiento Urbano, Marta Rodríguez y Damián Bornes. El alcalde declaró en la misma playa que “desde el equipo de Gobierno estamos orgullosos de la colaboración existente para hacer posible que nuestra ciudad esté en perfectas condiciones tanto para los portuenses como para los que disfrutan de ella”. ¿Por qué no visitan ahora la playa para comprobar “sus perfectas condiciones”? La falta de vergüenza de estos políticos ha llegado al punto de celebrar una rueda de prensa para anunciar estas nuevas inversiones para rellenar de arena las playas de Fuentebravía y La Inmaculada, en vez de dimitir y asumir sus responsabilidades.

Ecologistas en Acción sí exige responsabilidades por este desastre y que de una vez por todas se acabe con este saco sin fondo de despilfarro de dinero público. Las inversiones y actuaciones deben dirigirse a restaurar en lo posible el estado natural y la dinámica de la playa, procediendo a la demolición de espigones y de las construcciones en la playa y el acantilado. Hay que destacar que con ese dinero invertido se podría haber expropiado y desmantelado todos los edificios y muros existentes en la playa, ampliándola hacia el acantilado, lo que repercutiría en una sensible ampliación de su anchura y mejora de su estabilidad.

Ecologistas en Acción pedirá a la nueva corporación que abra una investigación sobre estos proyectos fracasados y exija a los políticos que los han aprobado o promovido y a las empresas adjudicatarias que devuelvan el dinero despilfarrado.