Se mantiene la amenaza sobre la sierra de Bernia

Ecologistas en Acción solicitará al nuevo equipo de gobierno del ayuntamiento de Callosa d’en Sarrià tras las elecciones que retire la modificación puntual del PGOU en el sector Anibits-Margequivir promovida por el equipo anterior.

La modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que mantiene las mismas características del plan parcial anulado, supone un fraude de ley y un desacato a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) que tumbó el plan parcial y el PGOU.

Tras la Sentencia del TSJCV de noviembre de 2014 que anuló el Plan Parcial y el Plan General en el sector Anibits-Margequivir, tras estimar parcialmente la demanda de Ecologistas en Acción del País Valenciano, la respuesta del Ayuntamiento ha sido la de acatar formalmente la sentencia, pero obedeciendo a las presiones de la promotora Miragolf Playa S.A. (ahora denominada Arquitectura y Construcción de Vanguardia S.A., ACV), principal propietaria de los terrenos ahora clasificados como rústicos no urbanizables, iniciar el proceso de modificación del PGOU para que esos terrenos sean de nuevo urbanizables y posibilitar la construcción de la macrourbanización proyectada de 2000 viviendas, hotel, terciario y dos campos de golf. Es decir, por una parte se aparenta cumplir con la justicia, pero por otra se hace lo posible para minar y torcer la decisión judicial, en una postura clara de “fraude de ley”.

En el pleno de marzo de 2015 el equipo de Gobierno del PP con el apoyo de dos concejales del PSOE y con la abstención de los concejales de Compromís y de una concejala del PSOE aprobó la firma de un Convenio Urbanístico con ACV para que esa promotora sufragara esa modificación puntual del PGOU. El alcalde llegó a afirmar que “la empresa es la que tiene interés en que esos terrenos sean urbanizables” y reconoció que esa modificación del PGOU se hacía a instancias de ACV.

El Ayuntamiento de Callosa d’en Sarrià ha iniciado los trámites de esa modificación del PGOU, presentando el Documento de Incio ante la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente a finales de abril de 2015, que da inicio formalmente al preceptivo procedimiento de evaluación ambiental. Ahora y durante 45 días está ese Documento de Inicio en trámite de consultas a las Administraciones e interesados, entre los que se encuentra Ecologistas en Acción.

El proyecto de modificación del PGOU en el sector Anibits-Margequivir reduce en unas 30 ha la superficie urbanizable original (que ocupaba unas 180 ha en las laderas de la Sierra de Bernia), las situadas en mayor altitud de la Sierra, declarándolas como suelo no urbanizable protegido por hábitats de interés comunitario. Aunque mantiene las principales características y el diseño del Plan Parcial anulado por los tribunales: un campo de golf del 18 hoyos y otro de prácticas, chalets unifamiliares de baja densidad en la mayor parte del sector, con una novedad respecto al Plan Parcial anulado ya que introduce una zona de “alta densidad”, con bloques de pisos en la parte más baja, suponemos que para “compensar” la reducción de la superficie urbanizable. El nuevo sector urbanizable seguiría ocupando espacios protegidos como el Lugar de Interés Comunitario “Sierras de Bernia y Ferrer” y de la Zona de Especial Protección para las Aves “Sierras de La Marina”, en unas 100 ha y por tanto tendría un impacto negativo e inasumible sobre el medio ambiente.

Desde Ecologistas en Acción nos dirigiremos al nuevo equipo Gobierno del Ayuntamiento de Callosa d’en Sarrià que tomará el mando este 13 de junio y que presumiblemente estará en manos de Compromís y del PSOE, para que retire ese Proyecto de Modificación Puntual del PGOU presentado en la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente. Ese proyecto supone un impacto ambiental crítico y no reportará beneficios a la población callosina ese urbanismo disperso sino cargas económicas a largo plazo, a la vista del resultado final de otras urbanizaciones dispersas en las poblaciones cercanas de Altea, La Nucía, Polop de la Marina, Finestrat, etc. Hay que tener en cuenta que las agrupaciones locales de Compromís en localidades limítrofes (Benissa, Altea) se opusieron al Plan Parcial anterior y sería un descrédito importante para esa formación política mantener ese Proyecto vigente.

En el caso de que esta solicitud sea desestimada y esa Modificación Puntual no sea retirada anunciamos que desde Ecologistas en Acción nos opondremos frontalmente a ese nuevo proyecto urbanístico con todas nuestras fuerzas, llegando incluso a los tribunales, como lo hicimos con éxito anteriormente. Utilizaremos todos los cauces que estén disponibles a nuestro alcance, como la presión sobre los diputados autonómicos de Compromís y Podemos afines al ecologismo y al nuevo Gobierno Valenciano que tiene la última palabra, redes sociales, medios de comunicación, plataformas ciudadanas, movilización ciudadana y otros.