Deploran la candidatura de Silvia Clemente a la presidencia de las Cortes de Castilla y León

La todavía Consejera de Agricultura vulneró derechos fundamentales al promover la ley inconstitucional del vertedero de Santovenia de Pisuerga (Valladolid), y se ha visto salpicada por el caso del vertedero de Gomecello (Salamanca), también aprobado por ley singular.

En la misma línea de “regeneración democrática”, Ecologistas en Acción propone que se llame de su retiro en el Senado a María Jesús Ruiz para encabezar la Junta de Castilla y León

Ecologistas en Acción manifiesta públicamente su repulsa por la designación de Silvia Clemente como candidata del Partido Popular a presidir las Cortes de Castilla y León, y pide a los grupos parlamentarios regionales que de cara a la votación valoren su tortuosa trayectoria política como promotora de la Ley inconstitucional que en 2002 aprobaron las Cortes para reabrir el vertedero de residuos tóxicos y peligrosos de la constructora ACS en Santovenia de Pisuerga (Valladolid).

Como Consejera de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Silvia Clemente demostró una completa falta de capacidad de diálogo y de escrúpulos, atropellando la legalidad, las resoluciones judiciales y a los ciudadanos al decidir incumplir las sentencias del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla y León y el Tribunal Supremo a través de una Ley “ad hoc” diseñada para rescatar los intereses privados de ACS.

Silvia Clemente fue asimismo la promotora del vertedero de residuos urbanos de Gomecello (Salamanca), que finalmente también fue aprobado por Ley de las Cortes de Castilla y León para pasar por encima del auto de suspensión de las obras dictado por el TSJ, y que sigue a la espera del pronunciamiento del Tribunal Constitucional sobre la vulneración del derecho fundamental a la tutela judicial. Los ecologistas recuerdan que Silvia Clemente se ha visto salpicada junto a otros exaltos cargos del Partido Popular por la investigación del caso Gürtel en relación a este vertedero.

Tras la Sentencia de junio de 2013 del Tribunal Constitucional, que declaró la inconstitucionalidad de la Ley del vertedero de residuos tóxicos y peligrosos de Santovenia de Pisuerga, Ecologistas en Acción pidió el cese inmediato de Silvia Clemente, considerando que la existencia de políticos como ella, que carecen del equilibrio y talante necesarios para administrar su poder con respeto a la Constitución, al Estado de Derecho y a los ciudadanos, es un riesgo para la sociedad, y explica el creciente desafecto entre la ciudadanía y los políticos que supuestamente nos representan.

Lejos de sancionar estos comportamientos antidemocráticos, el Partido Popular promociona a la todavía Consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León a la máxima responsabilidad del poder legislativo, dejando claro que la tan cacareada “regeneración democrática” no es más que un eslogan para incautos. Puestos a profundizar dicha “regeneración”, los ecologistas terminan proponiendo que si Juan Vicente Herrera no se siente con fuerzas para encabezar el futuro Gobierno autonómico, llame de su retiro de oro en el Senado a María Jesús Ruiz para presidir la Junta de Castilla y León.

Con los mismos criterios empleados para designar candidata a Presidenta de las Cortes a Silvia Clemente, la principal responsable de las leyes inconstitucionales de la Ciudad del Medio Ambiente de Soria, la estación de esquí de San Glorio y Meseta Ski, la senadora María Jesús Ruiz, está llamada sin duda a encabezar la regeneración de la política autonómica.