Problemas para la conservación de la tortuga mora

La falta de previsión de la Junta de Andalucía y del Gobierno puede crear un problema para la conservación de la tortuga mora.

Ante la modificación del Código Penal que entrará en vigor el próximo 1 de julio y que, entre otras cosas, endurece las penas por posesión de animales protegidos, se está produciendo en las últimas semanas una entrega masiva de ejemplares de tortuga mora en cautividad.

Ecologistas en Acción quiere plantear las siguientes reflexiones:

Un cambio legislativo como el presentado, de aplicación general a todas las especies amenazadas, puede tener consecuencias indeseadas sobre la conservación de algunas si no se acompaña de otras medidas paralelas.

En el caso de la tortuga mora, especie típica del sureste peninsular y cuyas mejores poblaciones en España se encuentran en Almería y Murcia, las razones por las que se encuentra en Peligro de Extinción según el Atlas y Libro Rojo de los Anfibios y Reptiles de España son la reducción y
fragmentación de su hábitat, las capturas de ejemplares silvestres para comercio ilegal del mismo y la reintroducción de especies provenientes de cautividad.

Si bien es cierto que la legislación, que hasta ahora no castigaba con penas de cárcel la posesión pero sí el tráfico, ha conseguido que las capturas para comercio hayan disminuido, no ha conseguido proteger del mismo modo el hábitat de esta especie, que ha visto cómo este se ha reducido y fragmentado de forma drástica en las últimas décadas.

Con la llegada de nuevos ejemplares a los Centros de Recuperación de Especies Amenazadas (CREAS), pareciera que la opción más lógica fuera liberarlas al medio y repoblar así las poblaciones silvestres. Pero la realidad es que, según los expertos, no hay una escasez de ejemplares silvestres sino de hábitats adecuados para que sobrevivan. Además, sólo se pueden liberar aquellas tortugas sobre las que hay plena seguridad de que pertenecen a la población ibérica tal y como. Es decir, para que no haya riesgos de hibridación genética o de transmisión de enfermedades, no se deben liberar tortugas que provengan de otros
lugares aunque pertenezcan a la misma especie.

Y esto podría llevar a la saturación de los CREAS y al hacinamiento de las tortugas ya que es probable que existan muchos ejemplares que provengan de Marruecos u otros lugares indeterminados por lo que no pueden ser liberados. Ejemplares híbridos, que también hay con seguridad, son aún más problemáticos porque no pueden ser liberados en ningún lugar, ni aquí ni en
África.

Ante este problema la Junta de Andalucía no ha dado todavía una solución. No se sabe qué pretende hacer con la cantidad de tortugas que sean entregadas durante estos días.

El problema se acrecentará más a partir del día 1 de julio, cuando la posesión pase a ser delito, pues muchos propietarios ante la perspectiva de la denuncia o de que sus animales acaben en un futuro incierto, pueden acabar liberando las tortugas (de cualquier tipo) con el riego de transmisión de
enfermedades o de mezcla genética indeseada que esto conlleva. Por no hablar de Consideramos que la Junta de Andalucía debería haber previsto esta situación y haber informado a la población con tiempo. Instamos a la Junta a que solicite una moratoria de la entrada en vigor de
la norma para el caso concreto de la tortuga mora, dando plazo a que la gente pueda entregar sus tortugas de forma ordenada y sin que corran el riesgo de acabar hacinadas en cualquier tipo de instalación. Creemos que esta medida aún se puede tomar para que las tortugas sigan con sus
propietarios actuales hasta que la Junta pueda hacerse cargo de ellas con garantías para los individuos y para la especie.

Por último, debería haber previsto con antelación la creación de una reserva adecuada para el manejo de toda la población exógena e híbrida que no va a poder reintroducirse.

Pedimos a todas las personas que aún tengan en su poder tortugas moras, que en ningún caso las liberen al medio por su cuenta. Han de ponerse en contacto con la Junta de Andalucía o con la red de CREAS e informar de su situación. Los profesionales que allí trabajan atenderán su requerimiento.




Visitantes conectados: 409