El Tribunal Supremo respalda la protección de la Vega de Salteras

Confirma la sentencia del TSJA que anuló las normas que permitían un campo de golf y una gasolinera asociada a un establecimiento hostelero.

El Tribunal Supremo ha admitido el desestimiento de la Junta de Andalucía en un contencioso que había instado contra la sentencia del TSJA que anuló dos artículos de la normativa que afecta a la Vega de Salteras, normativa modificada mediante una Modificación Puntual de las Normas Subsidiarias iniciada en 2011 por el Ayuntamiento y recurrida por Ecologistas en Acción con la colaboración de la Asociación en Defensa del Territorio del Aljarafe (ADTA). Por tanto la sentencia del TSJA deviene firme.

Una modificación del planeamiento de Salteras de 2011, planteó nuevos usos en la “Vega de Salteras”, suelo especialmente protegido por sus valores agrícolas e incluído en los Espacios Agrícola de Interés por el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla (POTAUS). La zona además de unos excepcionales valores agrícolas, y ser muy inundable, tiene unos indudables valores paisajísticos ligados a la propia actividad agrícola y a elementos territoriales, como el Río Rivera de Huelva y su bosque de galería, el arroyo los Molinos y su bosque de galería, la Vía Pecuaria Cordel de Guillena o de las Cañas, que recorre el ámbito de norte a sur en toda su extensión y llamada a ser reconstituída como la salida del Camino Sur de Santiago, que ha sido objeto de deslinde por la Consejería de Medio Ambiente. Y también el casco urbano de Santiponce, la Ciudad Romana de Itálica y el Monasterio de San Isidoro del Campo.

Entre los nuevos usos planteados por la modificación, estaban las “Adecuaciones naturalísticas” y “Adecuaciones recreativas”, que tendrían como objetivo la instalación de un Parque Tecnológico (cuyas zonas verdes se ubicarían en el suelo protegido) y un campo de golf. Estos usos han sido anulados por el TSJA.

También planteó usos de “Instalaciones de suministro de carburante y servicios complementarios.”, es decir una gasolinera, que incluiría instalaciones hosteleras, en la salida de la A-66 existente frente al monasterio de San Isidoro del Campo, usos que también han sido anulados por el TSJA..

La modificación también planteó usos de “Instalaciones para el transporte de mercancías por carretera.”, destinado a legalizar las instalaciones de Transportes Pantoja, uso del que debió desistir el ayuntamiento por los informes negativos de la Junta de Andalucía. No obstante, el Ayuntamiento ha iniciado otro intento de modificar el planeamiento para hacerlo.

Todos los nuevos usos son incompatibles con la protección otorgada por el planeamiento y por el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla (POTAUS) para los Espacios Agrarios de Interés.

Este es un caso más de las frecuentes modificaciones del planeamiento tendentes a eliminar Especiales Protecciones del Suelo No Urbanizable que se vienen produciendo en la provincia de Sevilla, alguno de los cuales tiene recurridas Ecologistas en Acción en Carmona, La Puebla de Cazalla, Sanlúcar la Mayor y Arahal.