La insalubridad del aire en Ólvega (Soria) se ha vuelto a poner en evidencia

En la noche del martes 7 de julio de 2015 en la localidad de Ólvega se volvió a percibir por parte de los vecinos olores desagradables, irritantes y de naturaleza química industrial en la atmósfera del entorno del Polígono Emilio Revilla; olores que eran coincidentes con los que ya publicitó y denunció Asden-Ecologistas en Acción de Soria en el mes de junio de 2014 y hace unas semanas el 23 de Junio de 2015.

La intensidad y lo desagradable de los olores ha hecho que numerosos vecinos lo hayan puesto en conocimiento del teléfono de emergencias 112, a falta de la existencia de un plan de actuación y de avisos preestablecido en Ólvega donde hay varias industrias que trabajan con sustancias tóxicas.

Asden-Ecologistas en Acción de Soria ha presentado una denuncia hoy miércoles 8 de junio ante la Delegación de la Junta de CyL en Soria, con objeto de que quede constancia oficial de la existencia de un presunto vertido de sustancias químicas tóxicas y peligrosas para la población local. Es importante se nos considere parte interesada para tener conocimiento y trasladar a la población todas las cuestiones relativas a estas presuntas emisiones contaminantes, y también para poder estar presente en un supuesto procedimiento administrativo sancionador, que por cierto debería ser puesto en conocimiento de la Fiscalía de Medioambiente. Todo ello de acuerdo a la Ley de Procedimiento Administrativo 30/92 y a los principios de transparencia de los que hace gala la Junta de CyL.

Desgraciadamente las autoridades competentes en esta materia han demostrado su interés por desinformar a la población y evitar la sanción ejemplarizante en lo concerniente a empresas contaminantes con productos tóxicos en Ólvega. Tenemos el antecedente del vertido de Distiller al arroyo La Vega tributario del río El Val en el año 2012. A pesar de la gravedad del vertido y de su carácter de irritantes al simple al contacto con la piel, el Jefe de Servicio en declaraciones al Heraldo de Soria de 23/04/2012 afirmaba que “los análisis evidencian que la situación es menos peligrosa de lo que se pensó y son aceites provenientes de lavado de coches, motores,…”.

En la existencia de vertidos a la atmósfera y su afección a la salud de los olvegueños tiene mucho que decir el Alcalde de la localidad que tiene competencias en materia de protección civil y de medición de la contaminación. Su dejación de funciones administrativas y políticas también las dejo claras en el vertido al río de Distiller en el año 2012, cuando tenía competencias para intervenir porque los vertidos debían ser evacuados a la red Municipal, tal y como reconocía el expediente sancionador de la Confederación Hidrográfica del Ebro.

Para finalizar, decir que la detección de olores de sustancias químicas por el olfato humano indican un elevado nivel de contaminación y también que estamos inhalando e incorporando al organismo dichas sustancias y partículas químicas, generándose un problema de salud pública acorde a su presunta toxicidad. De ser así, este problema ambiental y de salud perjudica también al prestigio y futuro de agricultura y de las industrias ligadas a la producción de alimentos de calidad del Moncayo. Por todo ello se deben tomar medidas inmediatamente, y sobre todo se debe anteponer la salud de las personas y del medioambiente a los intereses económicos de una empresa.