Incendio en el Valle de Alcudia

De nuevo ha sucedido en el Valle de Alcudia y de nuevo ha sido la línea eléctrica Puertollano-Conquista, construida hace casi 90 años para suministrar energía a la línea férrea que unía estas dos poblaciones, la que ha originado un incendio que no ha tenido mayores consecuencias por la presteza de ganaderos de las fincas próximas que, en cuanto lo percibieron al amanecer del pasado sábado -4 de julio-, se pusieron a su extinción, lo que habían conseguido antes de la llegada de una dotación de bomberos enviada desde Puertollano, al ser avisados por estos ganaderos.

Hace justamente dos años denunciamos otro incendio ocurrido en el mismo lugar (entonces fue en el poste 113 de la línea y esta vez ha sido en el 114, dentro también de la finca Escudilleja Alta).

En aquella ocasión se culpó del incendio a una cigüeña que se electrocutó y, al caer al suelo, provocó un incendio que puso en peligro al ganado de dos fincas próximas, pero ahora no se ha encontrado ningún animal que lo hubiera podido originar.

Sí hemos encontrados los mismos postes de hormigón deteriorados y los mismos cables conductores sin aislar, sometidos a unas sobrecargas que no pueden soportar, los que se encuentran en el origen de estos incendios, que se vienen repitiendo desde el año 2009, sin que hasta el momento ninguna administración (Consejería de Agricultura, Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona) haya exigido a Gas Natural Fenosa la adecuación de la línea eléctrica o su sustitución.

Llama la atención que los ganaderos afectados por anteriores incendios no han recibido compensación alguna de la compañía eléctrica, no sólo por los daños ocasionados por los incendios, sino por los gastos de peritaje que han tenido que realizar y pagar de sus bolsillos. Si a todo esto le añadimos la plaga de langosta que afecta al Valle de Alcudia, que acaba con los pastos y aumenta los costes de alimentación del ganado, no hay más remedio que reconocer el mérito de estos ganaderos que se siguen aferrando a su tierra, a su ganado y a su Valle de Alcudia.

Aunque hasta ahora los incendios producidos junto a esta línea eléctrica han sido de pequeña magnitud, no hay que olvidar que cualquiera de ellos puede originar una catástrofe en el Valle de Alcudia, con el consiguiente peligro para las personas y para su ganado, para la vegetación y para la fauna salvaje, y más aún, con la prolongada sequía que padecemos en esta comarca. Insistimos en que las autoridades deben exigir a Gas Natural Fenosa la reforma de la línea eléctrica para atenuar estos peligros y para que los ganaderos dejen de mirar obsesionados hacia la línea de postes temiendo ver el inicio de otro incendio.