Pretenden destruir el atractivo paisajístico y turístico de una carretera con encanto

En la carretera SO-620 a su paso por la Casa-palacio de San Gregorio existen una doble alineación de chopos autóctonos que por su frondosidad, diámetro y porte escamondado generan e incrementan el valor turístico, cultural y paisajístico del conjunto arquitectónico; a pesar de lo cual la Junta de CyL y el Ayuntamiento de Almarza (Prov. de Soria) quieren eliminar esta atractiva arboleda.

Asden-Ecologistas en Acción se ha dirigido a la sección de Carreteras del Serv. Territorial de Fomento de la Junta de CyL y al propio Ayuntamiento de Almarza para que desistan de su intención de talar directa o indirectamente esos árboles. Por supuesto se les han aportado alternativas para solucionar los presuntos problemas viarios que puedan presentar tales árboles; por ejemplo instalando biondas o realizando una poda adecuada al porte y estructura cultural de los mismos.

Estos chopos de San Gregorio han soportado una fuerte escamonda y reducción de su copa durante generaciones, adquiriendo con ello un valor y atractivo que debemos conservar para el futuro, algo que es bastante sencillo y que las administraciones deberían conservar y ayudar a conservarlo.

Una vez más, en Soria asistimos a la cultura arboricida de ciertas autoridades e instituciones públicas, que por un lado dicen promocionar y defender los recursos naturales y culturales como atractivo turístico y paisajístico, (especialmente porque consideran que genera actividad económica), pero por otro lo destruyen sin la más mínima consideración, como es el caso de la arboleda de la Casa Palacio de San Gregorio.

En general el visitante de Soria identifica y vincula la provincia a unos paisajes únicos; paisajes que muchas veces están ligados a tramos de carreteras y que por lo tanto son los más los accesibles. El atractivo y valor turístico y paisajístico de estas carreteras es evidente. Estos paisajes son un reclamo y excelente tarjeta de presentación turística, y así lo demuestra la existencia de guías o promociones turísticas institucionales que contemplen rutas o carreteras con atractivo o encanto, vías turísticas o singulares.

En Soria parece que despreciamos estos atractivos y singularidades, tal y como lo están demostrando el Ayuntamiento de Almarza y la Junta de CyL en la arboleda de San Gregorio. De llevarse a cabo su pretensión, habrán conseguido que una zona más de Soria pase a ser impersonal, vulgar y de escaso atractivo para el turismo, como ha sucedido en la carretera N-122 de Soria-Zaragoza, y N-234 Soria-Calatayud. Incluso la Diputación, que tiene por bandera la promoción turística de la provincia, ha demostrado falta de perspectiva en sus actuaciones sobre el arbolado, ya que siempre pretende eliminarlo en vez de contemplar otras alternativas que permitan mantener y sobre todo conservar y promocionar unos atractivos tan singulares, cercanos y accesibles.