Izada de bandera negra, por sexto año consecutivo

Bandera Negra para la playa urbana de Sanlúcar, por sexto año consecutivo. Izada de bandera y bicifestación.

Ecologistas en Acción apoyada por la coordinadora de las Marchas por la Dignidad 22M y la Plataforma en Defensa de los Derechos del Agua “Agua Clara”, concede por sexto año una bandera negra a la playa urbana de Sanlúcar entre Bonanza y Las Piletas por los vertidos contaminantes a la playa y al litoral, y por la contaminación del aire que provoca la depuradora. La bandera negra ha sido izada físicamente durante la bicifestación que ha partido desde la Plaza de los Cisnes a las 11 h. de la mañana, este sábado 1 de agosto.

La Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) “Guadalquivir” sigue funcionando muy mal (es la segunda que peor funciona en todo el litoral de la provincia tras Barbate) y vierte aguas muy mal depuradas a través de un emisario submarino de 700 metros de longitud, desde la zona de las Piletas al Estuario del rio Guadalquivir. El resumen de los análisis realizados por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio (último del que tenemos datos) (ver detalles en el documento anexo al final de la nota) indican que:

- 13 de las 16 muestras (81 %) del agua vertida ¿depurada? sobrepasan los máximos legales de contaminación. La normativa solo permite 2 muestras que las sobrepasen.

- 5 muestras de las 16 (31%) tienen niveles de contaminación más de de 2 veces superiores al máximo permitido (contaminación muy alta). La normativa no permite ninguna muestra con esos niveles.

- El volumen de vertido estimado es de unos 5 millones de metros cúbicos por año (520 m3/h).

Anexo con las gráficas de las analíticas de la depuración de la EDAR "Guadalquivir"

La situación persiste desde hace unos 6 años sin que los 2,7 millones de euros (de dinero público) invertidos durante los últimos años en reparaciones hayan mejorado la depuración. Estos datos constituyen una infracción continuada, tanto del Real Decreto 509/1996 que regula la depuración de las aguas residuales urbanas, como de la Autorización de Vertido concedida al Ayuntamiento de Sanlúcar. No conocemos los efectos contaminantes sobre el litoral cercano debido a que el plan de vigilancia sobre el litoral que recibe el vertido, que es una obligación legal del Ayuntamiento, nunca se ha publicado.

El mal funcionamiento de la depuradora también provoca la contaminación del aire por ácido sulfhídrico (H2S) que tiene un olor extremadamente desagradable, como a huevos podridos, y es tóxico incluso en concentraciones muy bajas, afectando a las mucosas (ojos, nariz y garganta). En las últimas semanas hemos recogido las quejas de muchos vecinos que sufren estos efectos incluso a distancias considerables de la depuradora, según sople el viento.

Los vertidos directos de aguas residuales a la playa se producen a través del arroyo del Salto del Grillo y en menor medida del arroyo de San Juan. Estos vertidos ocurren durante casi todo el año, salvo en los meses de verano. La Autorización de Vertido concedida al Ayuntamiento de Sanlúcar en marzo de 2010 daba un plazo de 2 años para su eliminación. Además, cuando hay grandes lluvias se producen vertidos puntuales a través de 4 aliviaderos entre Cabo Noval y Calzada de la Infanta, debido a que existe una única red para aguas pluviales y residuales. Especialmente grave es el caso del vertido permanente a través del arroyo del salto del Grillo que provoca la contaminación de la playa de Bonanza-bajo de Guía y supone un riesgo sanitario para los usuarios de esa playa ( ver información ampliada en anexo final).

Estos hechos han provocado la apertura de varios expedientes sancionadores por parte de la Consejería de Medio Ambiente contra el Ayuntamiento de Sanlúcar: tanto por el mal funcionamiento de la depuradora como por los vertidos a la playa.

La playa de Bajo de Guía está desapareciendo por la erosión debido probablemente a la rampa del club náutico. En los últimos meses, el Ministerio de Medio Ambiente ha colocado escolleras artificiales en vez de dar una solución integral y duradera eliminando el efecto de barrera de dicha rampa.

Parece claro que la privatización del agua en Sanlúcar (desde 2011) no ha mejorado la eficiencia de la gestión. Sin embargo entre 2011 y 2014 el recibo del agua (incluyendo tasas de depuración que son la mitad del recibo) ha subido en promedio alrededor del 25 % muy por encima del máximo legal permitido (8 %). Las subidas han sido mucho mayores en las tasas fijas castigando a las familias más humildes y a las que ahorran más agua. Además suponen una estafa ya que Aqualia ha engañado a muchas personas cobrando por contadores que no tienen. Todo ello ante la pasividad del Equipo de gobierno PSOE, que tendría la obligación de controlar la gestión de Aqualia en lo que sigue siendo un servicio público.

Contra la gestión privada: ineficaz, cara, contaminante, antidemocrática y opaca, proponemos un modelo de gestión pública trasparente y participativa representado en el “Pacto Social por el Agua” que ha sido ya suscrito por más de 300 organizaciones en toda España. Es posible recuperar el agua pública denunciando los incumplimientos graves del contrato por parte de Aqualia y que la mayoría de nosotr@s estamos sufriendo.

De forma pacífica hemos protestado contra Aqualia y mediante la lectura de varios escritos se ha exigido la remunicipalización del agua. Confiamos en que esta bandera negra se trueque en verdadera Banderas Azul de aguas y arenas limpias y de un litoral ecológicamente saludable.

Por último, agradecemos la participación de vecinos a titulo particular, se hayan acercado a este acto reivindicativo.




Visitantes conectados: 750