Muerte de seis buitres negros en el vertedero de Ávila

Las diez organizaciones que forman parte del Programa Antídoto [1] se muestran muy alarmadas por la muerte simultánea de seis ejemplares de buitre negro en el vertedero del Centro de Tratamiento de Residuos de Ávila Norte. Por ello, piden a la Junta de Castilla y León que se haga una investigación en profundidad para determinar las causas de lo que parece una intoxicación masiva de aves protegidas y que se tomen medidas urgentes para que sucesos de este tipo no vuelvan a producirse.

Según las organizaciones: “Es un caso especialmente grave dado el número de aves de una especie catalogada como protegida que se han visto afectadas. Estamos ante el suceso de muertes de buitre negro (Aegypius monachus) más grave de los conocidos en los últimos años en Castilla y León y en España”.

Por las circunstancias de la aparición de los cadáveres, todo apunta a una intoxicación o envenenamiento causado por la ingesta de algún producto tóxico o resto animal contaminado que fue depositado en el vertedero citado de Ávila, aunque hay que ser prudentes hasta que se disponga de los datos definitivos de los análisis toxicológicos de los cadáveres.

Por ello, una vez se ha conocido la denuncia del caso por parte del Colectivo Azálvaro, las ONG se han dirigido a la Dirección General de Medio Natural de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente para personarse en el caso, pidiendo que se investigue con rigor y que se hagan las analíticas necesarias para intentar determinar la causa de las muertes.

Por otra parte, dado que en el vertedero de Ávila se concentran cientos de aves carroñeras y que se está convirtiendo en un foco de mortalidad tanto en sus instalaciones como en los tendidos eléctricos y parques eólicos que lo rodean, las ONG hacen un llamamiento al Consorcio Provincial de Residuos de Ávila Norte y a la consejería para que se tomen medidas que impidan que las aves sigan entrando masivamente al vertedero, donde consiguen una alimentación de muy baja calidad, ingieren gran cantidad de plásticos, restos peligrosos y contaminantes, y quedan expuestos a productos nocivos.
De momento, es urgente poner los medios para conocer en detalle lo que les ha pasado a los buitres negros y, con los datos en la mano, aportar soluciones a un problema que afecta a la población más importante de buitre negro de Castilla y León y una de las más importantes de España y por tanto de Europa.

Como han demostrado los trabajos de seguimiento de esta especie en los últimos años, llevados a cabo por, GREFA, SEO/BirdLife, WWF, el Colectivo Azálvaro y las comunidades de Castilla y León y Madrid, desde las colonias de la Sierra del Guadarrama y del Valle de Iruelas, en Gredos, se desplazan todos los días decenas de buitres negros y centenares de buitres leonados para comer en el vertedero. Una situación anómala y de grave riesgo para estas especies que se debe solucionar cuanto antes.