Carril Bici: un ejemplo de lo que no se debe hacer

El proyecto fue presentado en su día por los técnicos de la Junta de Andalucía y por el anterior Gobierno Municipal, sin la suficiente información, sin transparencia, sin explicar a colectivos y vecinos cuales serían los "daños colaterales" con toda claridad... El resultado es el que vemos: una obra con rechazo popular que ha supuesto la tala de numerosos árboles y que se ha extendido a costa de las zonas peatonales, aún siendo posible en muchos sectores que lo hiciera por zonas de aparcamientos o transformando algunas calles en "ciclables", sin grandes obras de infraestructura...

Sólo faltaba esto: que no se pueden modificar ni los Puntos Negros detectados en la práctica en distintos lugares de la ciudad... aplazando su modificación a más adelante y siguiendo, "a piñón fijo" con lo proyectado. Problemas burocráticos que se imponen al sentido común...

ESTE NO ES EL CAMINO y es el mejor ejemplo de lo que no se debe hacer.

Para cualquier intervención de este tipo es preciso mayor participación y, sobre todo, mayor transparencia y mayor información sobre los impactos que van ocasionar este tipo de obras. CARRIL BICI SI, pero así NO.