Los principales países de la UE se unen para defender las directivas de naturaleza

Las Directivas de Aves y Hábitats, también conocidas como las Directivas de la Naturaleza, están siendo evaluadas por la Comisión Europea en un proceso que se denomina ‘Fitness Check’. Esta revisión ha sido duramente criticada por las organizaciones ecologistas por llevarse a cabo por una Comisión presidida por el comisario Juncker, que se ha mostrado partidario de “fusionar y reestructurar” estas directivas para que sean más “amables con los negocios”.

Pero ahora nueve países europeos muy importantes en la Unión Europea, entre ellos España, han dicho a la Comisión que tienen que mantener estas directivas tal como están y centrarse en mejorar su aplicación. Se trata de una carta, encabezada por el ministro de Medio Ambiente alemán, que ha sido formalmente entregada al comisario europeo de Medio Ambiente, Karmenu Vella.

Esta carta, hecha pública hoy, incluye, junto al alemán, otros ocho gobiernos europeos (Francia, Italia, España, Polonia, Eslovenia, Rumania, Croacia y Luxemburgo), cuyos países representan en conjunto alrededor de dos tercios (63%) de la población total de la UE.

Para Ecologistas en Acción es una gran noticia que el Gobierno español haya apoyado esta iniciativa ya que somos el país más importante de la Unión Europea en términos de superficie dentro de la Red Natura 2000, nada menos que el 30% del territorio.

Como resultado de una campaña europea, liderada en erl Estado español por Ecologistas en Acción, SEO/BirdLife, y WWF, más de medio millón de personas pidieron a la Comisión que mantuviera las directivas sin modificaciones y que aplicaran plenamente las Directivas.

El abrumador peso de la evidencia científica ha demostrado la eficacia de las leyes y su importancia en la protección de la naturaleza y la biodiversidad en Europa.

La carta llega en un momento crucial para las Directivas de la Naturaleza. A principios de este mes, la propia revisión intermedia de la Estrategia Europea de Biodiversidad realizada por la propia Comisión Europea destacó la importancia de estas directivas. El próximo mes, la Comisión Europea presentará los primeros resultados del ‘Fitness Check’, y se discutirán nuevas propuestas a llevar a cabo.