Madrid pierde sus vías pecuarias, un legado histórico, cultural y ambiental

[Informe] Ocupaciones temporales en vías pecuarias de la Comunidad de Madrid 2015

La Comunidad de Madrid ha perdido 1.600 kilómetros de vías pecuarias de un total de 4.200, lo que supone el 38%. Además, los 2.600 kilómetros restantes están invadidos por 2.500 ocupaciones temporales. Estas ocupaciones han alterado la funcionalidad de las vías pecuarias, sus valores paisajísticos, culturales y la prestación de servicios ambientales. Ecologistas en Acción ha recogido esta problemática en un informe que ha remitido a la Consejería de Medio Ambiente y ha creado un observatorio ciudadano

Las vías pecuarias son los caminos que el ganado utiliza para desplazarse en busca de pastos. La integridad de estos caminos históricos está protegida por ley en la Comunidad de Madrid y en el resto del Estado. Sin embargo, eso no ha impedido que se hayan perdido 1.600 kilómetros de vías pecuarias en la región, de un total de 4.200 kilómetros, lo que supone el 38%.

Además, estas leyes de vías pecuarias permiten, de forma excepcional, que la administración competente, en este caso la Consejería de Medio Ambiente, autorice ocupaciones temporales. Estas ocupaciones se refieren a instalaciones, obras, etc. que necesariamente deben ubicarse sobre vías pecuarias porque no hay otra alternativa, pero durante un plazo de tiempo determinado y no de manera permanente.

Pero estas autorizaciones que deberían ser excepcionales se han convertido en algo cotidiano y la temporalidad ha pasado a ser permanencia. Así, se ha venido permitiendo la instalación de conducciones de agua y gas, colectores de aguas residuales, tendidos eléctricos, aparcamientos, gasolineras o restaurantes. Actualmente se ha alcanzado la cifra de 2.500 ocupaciones, según datos de la Consejería de Medio Ambiente, en un total de 2.600 kilómetros de vías pecuarias. Es decir, en valores medios, existe una ocupación cada 1,04 kilómetros de la red pecuaria de la Comunidad de Madrid. Estas ocupaciones han alterado la funcionalidad de estos caminos, sus valores paisajísticos, culturales y la prestación de servicios ambientales

Para un mayor conocimiento de la casuística de las ocupaciones temporales, Ecologistas en Acción ha iniciado el estudio de las autorizaciones solicitadas y ha elaborado un informe sobre los resultados correspondientes al período comprendido entre mayo de 2014 y abril de 2015. En este tiempo se han solicitado 47 autorizaciones, lo que supone una media de una a la semana y la mayoría son conducciones de agua y gas y tendidos eléctricos. Por regiones naturales, las más afectadas son la Sierra y el piedemonte y la campiña del interfluvio Jarama-Henares.

De la información, análisis y diagnóstico efectuado se llega a la conclusión de que las vías pecuarias madrileñas no admiten más ocupaciones temporales. O, para ser más realistas, que se sigan transformando en zonas urbanas encubiertas.

Por ello, Ecologistas en Acción ha remitido este informe a la Consejería de Medio Ambiente, solicitando que se aplique de forma inmediata una moratoria en la autorización de nuevas ocupaciones temporales y que se lleve a cabo un estudio que permita, con carácter urgente y prioritario, eliminar ocupaciones temporales impropias de las vías pecuarias actualmente existentes (gasolineras, restaurantes y similares).

La organización también ha creado un observatorio permanente del estado de las vías pecuarias, formado por personas voluntarias, para diseñar la estrategia de su defensa. Este observatorio se ha propuesto extender a las otras once comunidades autónomas que poseen vías pecuarias, para lograr una visión de lo que está sucediendo en el conjunto del sistema de vías pecuarias del Estado español.