Piden al Presidente de Castilla y León la paralización del fracking

Con motivo del Día Internacional contra el Fracking, este 11 de noviembre, Ecologistas en Acción de Castilla y León ha presentado en el registro de la Junta de Castilla y León una carta dirigida al Presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, firmada por 1250 organizaciones de 64 países, para pedir la paralización de la fractura hidráulica (fracking en inglés), la técnica de extracción de gas de esquisto, arenas bituminosas y otros métodos de extracción relacionados.

La carta hace referencia fundamentalmente a la necesidad de mantener los combustibles fósiles bajo la tierra, pues éstos van a ser necesarios para construir de forma pacífica una economía baja en carbono, así como para mitigar los efectos irreversibles del cambio climático. Es ampliamente aceptado que, si consumiéramos más de 1/3 de las reservas totales de combustibles fósiles antes del año 2050, la temperatura media del planeta aumentaría en más de 2ºC, lo que tendría efectos devastadores. Incluso superando el 1,5ºC de calentamiento medio los impactos serían inaceptables tanto para la vida humana como para la del resto del planeta.

La carta toma el ejemplo del Gobernador de Nueva York que, a partir de una revisión de los impactos que el fracking suponía para la salud, ha prohibido esta práctica en el estado de Nueva York. Decisión que ha sido secundada por países como Francia y Bulgaria. Los impactos negativos del fracking incluyen contamintación del aire (con grandes emisiones de metano, gas con 21 veces más potencial de calentamiento global que el CO2) y agua, problemas en la salud pública, terremotos, además de ir en detrimento del cambio urgente e inevitable hacia las energías renovables.

En Castilla y León, la provincia de Burgos es en la que los permisos de fractura hidráulica están más avanzados de toda España y, tras rechazar en tres ocasiones las mociones de oposición en terreno burgalés, han acabado por presentar alegaciones en contra de los pozos proyectados por BNK y por aprobar una moción en contra de esta técnica a la espera de nuevas informaciones que certifiquen que su puesta en marcha sería segura para la salud y el medio ambiente. Sin embargo, el permiso "Gran Enara", que agrupa varios permisos de investigación que afectan a País Vasco, Castilla y León, Navarra y Cantabria, ha sido ampliado por el Ministerio de Industria hasta 2017, lo que pone de manifiesto la voluntad del Gobierno central y de los gobiernos castellano-leonés y vasco de seguir adelante con la carrera del gas.

Al movimiento global contra el fracking le impulsa la creciente evidencia científica de los efectos de la fractura hidráulica en el agua, el aire, la salud, la estabilidad sísmica, las comunidades, y el clima, factores de los que todos dependemos. El Global Frackdown fue originalmente concebido como un día internacional de acción, pero en 2015 tendrá lugar durante todo el mes de noviembre y en el período previo a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en París, Francia.

Ecologistas en Acción denuncia que la industria del petróleo y el gas ha gastado millones de dólares en campañas de relaciones públicas y cabildeos de alto perfil para poder extraer combustibles fósiles de nuestras comunidades sin la suficiente supervisión gubernamental. Sin embargo, la opinión pública en oposición al fracking continúa creciendo.

Mientras que la industria está trabajando intensamente para proteger sus ganancias y extinguir la demanda mundial de combustibles limpios y renovables, hay un enorme movimiento en marcha en todo el mundo para proteger nuestros recursos globales del fracking.