Jerez, patrimonio público deteriorado

En estas dependencias, que unos años antes eran utilizadas por un colegio público, llegaron a alojarse también otras cuatro asociaciones pero en la actualidad sólo la nuestra mantiene actividad. Varias habitaciones del edificio se encuentran ocupadas con materiales de uno de estos grupos, estando cerradas desde hace años.

La conservación del edificio es bastante precaria. Tanto es así que en septiembre de 2014 tuvimos que comunicar al Delegado de Participación, que una de las habitaciones que se nos había cedido tenía el techo hundido, inundándose toda la planta cada vez que llueve. El agua llega en estas ocasiones hasta los techos de la planta inferior, donde se han producido desprendimientos de la escayola y donde las humedades están también dañando las vigas.

Después de mucho insistir, técnicos de Infraestructura realizaron una visita al edificio y fruto de la misma, el 7 de Noviembre de 2014, se nos comunicó mediante escrito que debíamos proceder al desalojo inmediato de dos habitaciones debido al peligro de derrumbe. En conversaciones mantenidas con el anterior Delegado de Participación se nos dijo que se iba a proceder a la reparación de los techos, algo que lamentablemente no se llegó a hacer. Ante el deterioro progresivo del edificio, en Junio de 2015 dirigimos escrito a la entonces alcaldesa, Sra. García Pelayo, trasladándole nuestra preocupación por que ya se estaban viendo afectadas las plantas inferiores y la instalación eléctrica, por lo que le advertimos que, de no actuarse con rapidez, este patrimonio público podría verse dañado gravemente.

Lamentablemente, terminó la legislatura y no tuvimos ninguna contestación por lo que al comenzar a trabajar el actual equipo de gobierno, lo pusimos en su conocimiento, para que fueran tomadas las medidas oportunas. El pasado 7 de Octubre en la visita que la Alcaldesa realizó al barrio de San Miguel, tuvimos ocasión de enseñarle el edificio y al ver su lamentable estado, la regidora comentó a los técnicos la necesidad de realizar las reparaciones que eviten las inundaciones cada vez que llueve.

A día de hoy no hemos tenido ningún tipo de respuesta y, después de haberle enviado un nuevo recordatorio a la Alcaldesa el pasado 23 de Octubre, aún no se ha hecho nada.

Con independencia de que las actividades de nuestro colectivo se están viendo afectadas por estos problemas, queremos denunciar que el edificio en cuestión, conocido antiguamente como grupo escolar “Soto Flores”, un inmueble de gran interés que podría acoger a otros grupos o asociaciones, sigue deteriorándose y, si no se remedia pronto, los daños terminarán por afectar a todas sus dependencias.