Costes para la salud de no tomar medidas por la contaminación del carbón

¿Qué es el Contador de mortalidad?

La Oficina Europea de Medio Ambiente (EEB), en la que participa Ecologistas en Acción, ha publicado el “Contador de Mortalidad” para mostrar que los retrasos en la implementación de los estándares medioambientales de funcionamiento establecidos bajo la Directiva sobre Emisiones Industriales (DEI) se traducirán en muertes y enfermedades crónicas que podrían evitarse.

Estas normas obligarían a las mayores centrales térmicas de la UE a reducir sus emisiones mortales poniendo en práctica Mejores Técnicas Disponibles (MTD) que, para las centrales térmicas de carbón, ya evaluadas en la UE, supondrían importantes beneficios económicos, alcanzado los 20.000 millones de € por la reducción de los efectos de la contaminación en la salud y evitando más de 20.000 muertes por contaminación del aire.

En mayo del 2015, Greenpeace y la Oficina Europea de Medio Ambiente (EEB) publicaron un informe destacando los potenciales beneficios si las 290 grandes instalaciones de combustión GIC de carbón aplicasen diferentes niveles de emisiones conseguidas por medio de las MTD.

La Directiva da a las instalaciones industriales hasta cuatro años para adaptarse los nuevos estándares, los cuales entran en vigor cuando las conclusiones de las MTD de las grandes instalaciones de combustión GIC se publican en el Diario Oficial de la UE. Esto debería haber ocurrido en agosto de 2014 debido al máximo de 8 años del ciclo de revisión de las MTD que exige la DEI, pero debido a la falta de voluntad política de la Comisión Europea y retrasos por las presiones de algunos Estados miembros, la publicación no se espera antes del 2017. Esto retrasaría las reducciones efectivas de emisiones hasta 2021 como muy pronto.

El “Contador de mortalidad” calcula los costes externos acumulados del impacto sobre la salud que se podrían haber evitado desde el 1 de agosto de 2014, si se hubiera implantado “la nueva MTD” desde esa fecha para las 290 grandes instalaciones de combustión GIC de carbón de la UE [1].

El Contador analiza los costes externos sobre la salud debidos a los principales contaminantes del aire (NOx, SOx, Partículas y mercurio), pero no a otros contaminantes del aire (CO2, metales pesados, N2O, etc.) ni a los costes relacionados con deterioro de los cursos de agua. Tampoco reflejan los efectos de otros combustibles utilizados en otras plantas de combustión (como biomasas, gas, combustibles líquidos) por lo que la información proporcionada por el contador de defunciones es una subestimación de los potenciales costes externos sobre la salud que podrían prevenirse con la estricta aplicación de las conclusiones sobre las MTD para las GIC.

¿Cuáles son los requisitos MTD?

Los estándares revisados por los documento de referencia sobre las mejores técnicas disponibles (BREF) para las GIC (fijan los niveles de emisión del aire y del agua contaminantes alcanzados aplicando los requisitos de las MTD). Si las GIC de carbón aplicasen la media anual de emisiones al aire requerida por las MTD, es decir, haciendo uso de mejores técnicas de control de contaminación disponibles, podrían alcanzar importantes mejoras en términos de impactos medioambientales y sobre la salud.

Por ejemplo:

Las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) podrían reducirse en un factor de tres para plantas de lignito y antracita por medio de una tecnología conocida como reducción catalítica selectiva combinada con una puesta a punto de la caldera, en comparación con el límite de emisión actual de 200 mg / Nm³ fijado por la DEI;

Las emisiones de óxidos de azufre (SOx) podrían reducirse por un factor de hasta 20 en comparación con el límite de emisión actual de 200 mg/Nm³ establecido por la DEI utilizando técnicas avanzadas de desulfuración de los gases de combustión por vía húmeda y por el cambio a combustibles con bajo contenido de azufre;

Las emisiones de partículas podrían reducirse en un factor de 20 modernizando los precipitadores electrostáticos existentes o con la instalación de filtros de manga para alcanzar un nivel de 1 mg / Nm³ en comparación con el límite de emisión actual de 20 mg / Nm³ establecido por la DEI;

Los niveles de mercurio podrían reducirse a un nivel de 1μg/Nm ³ o inferior mejorando las técnicas habituales de reducción de emisiones típacas para las plantas de antracita y / o específicas para la reducción de mercurio, como la adicción de carbón activado, aditivos halogenados, catalizadores mejorados o módulos de captura específicos..

El rendimiento efectivo depende de lo que los responsables de la concesión de los permisos nacionales requieran a los operadores. La Directiva establece el principio por el cual los límites de emisiones no deberían exceder el umbral de las escalas de emisión de las MTD. Los responsables de la concesión de permisos nacionales son totalmente libres de establecer límites de emisiones sobre la base de la gama más estricta (es decir, la "verdadera" MTD). Lo mismo vale para la actualización de normas vinculantes nacionales los Estados miembro.

Por tanto, invitamos a la Comisión a que:

  • Anticipe la fecha de publicación de los requisitos de MTD en el Diario Oficial de la UE a junio de 2016, como muy tarde;
  • Refuerce la ambición de los requisitos de MTD para prevenir el daño que se está produciendo al medio ambiente, para evitar que los costes adicionales relacionados con la salud y para proteger la vida de los ciudadanos de la UE. Suavizaciones arbitrarias para las plantas que operan durante menos de 1500 horas al año deben ser eliminadas, ya que constituyen una medida de distorsión del mercado en beneficio de las plantas más contaminantes;
  • Revise la "red de seguridad de la UE” para reflejar los avances técnicos. Los requisitos mínimos legalmente vinculantes establecidos en la DEI para NOx, SOx y partículas en el 2010 deben de hacerse más estrictos para reflejar los rangos de emisiones logradas con las MTD. También debe incluir contaminantes adicionales (es decir, el mercurio, fluoruros, ácido clorhídrico) y requieren un monitoreo continuo. Además, la derogación de la tasa de desulfuración para la combustión de lignito debe ser eliminada [2].

Queremos que los Estados miembros:

  • Actualicen su legislación nacional y garanticen los requisitos BAT verdaderos en las revisiones de los permisos de todas las grandes instalaciones de combustión en su territorio, y no esperen el resultado de los largos procedimientos y plazos de la UE.

Sin embargo, es fundamental resaltar que se alcanzarían mayores beneficios para la salud pública acelerando la transición a la generación de energía sostenible y eliminando gradualmente la combustión de carbón lo antes posible.