Un campo de golf y una urbanización amenazan la sierra de Baena

En los últimos años se han venido produciendo una serie de incendios forestales en la sierra de Baena que podrían estar relacionados con la posible especulación inmobiliaria y urbanística de esta zona. La construcción de un campo de golf y una gran urbanización de lujo podría estar detrás de los frecuentes incendios forestales que se vienen produciendo durante el verano desde hace ya tres o cuatro años.

Durante agosto del año 2002 fue pasto de las llamas el paraje de la Serrezuela entre los términos municipales de Doña Mencía y Baena. El pasado año en el mes de septiembre, se produjo un incendio junto a la urbanización del Zambudio y hace ahora algo más de tres meses han sido pasto de las llamas unas 5 hectáreas de matorral y monte arbolado en el paraje de los Manchones. En ninguno de estos incendios se conocen exactamente las causas que pudieron provocarlos, por lo que todo hace pensar que detrás de estos fuegos existe una trama urbanística y especulativa que pretende calcinar para después recalificar parte de la sierra de Baena y convertirla en un gran complejo turístico. Según hemos podido saber puede tratarse de un gran proyecto que incluye un campo de golf de 18 hoyos y una macro urbanización de lujo, en total un millón de metros cuadrados.

La sierra de Baena tiene un valor ambiental muy apreciable, y a pesar de que en los últimos años ha sufrido un proceso de degradación significativo por la pérdida de terrenos forestales que han sido roturados en beneficio del olivar, alberga interesantes manchas de monte y de matorral mediterráneo que se alternan con viejos y antiguos olivares sirviendo de refugio a una fauna muy variada. De llevarse a cabo este gigantesco proyecto sería un duro golpe para la fauna y flora de un lugar emblemático de gran belleza paisajística y es posible que de efectos desastrosos sobre el suelo y el ciclo hidrológico de la sierra pues este tipo de complejos turísticos-recreativos son grandes consumidores de agua.

La sierra ya se salvó de un proyecto para la apertura de una cantera a cielo abierto de extracción de áridos en el paraje de los Espartales que hubiese supuesto la degradación y destrucción de esta zona pero que afortunadamente con la oposición de Ecologistas en Acción y el Ayuntamiento de Baena se pudo paralizar, al menos de momento, esta explotación.

Ahora esperamos que nuevamente el Ayuntamiento de Baena de un paso al frente y no permita que la sierra sea ocupada por el ladrillo y el hormigón.