Piden que se eleve la sanción por la tala de arbolado

El informe emitido por los Servicios Técnicos Municipales de 11 de junio de 2015 verifica una tala masiva de arbolado, lo que unido a la vulneración flagrante de la normativa urbanística y ambiental, supone una falta muy grave y no solo "leve" como propone el Ayuntamiento de Valladolid.

Ecologistas en Acción de Valladolid ha presentado escrito de alegaciones ante el Servicio de Control de la Legalidad Urbanística del Ayuntamiento de Valladolid solicitando que se resuelva incoar expedientes sancionadores por infracción urbanística "muy grave", y no tan solo "leve" como proponía el Ayuntamiento de Valladolid, contra la Comunidad de Regantes del Canal del Duero y de restitución de la legalidad por la "tala masiva" de arbolado en la Acequia de Valladolid.

En efecto, a Ecologistas en Acción de Valladolid se le ha notificado en fecha 5 de noviembre de 2015 por parte del Servicio de Control de la Legalidad Urbanística del Ayuntamiento de Valladolid los siguientes decretos:

  • Decreto del Concejal de Urbanismo, Infraestructura y Vivienda del Ayuntamiento de Valladolid de fecha 26 de octubre de 2015 relativo al Expediente IU 48/2015, VAL 2322/2015/S/1122, por el que se resuelve “incoar expediente de restitución de la legalidad por la realización de obras consistentes en la tala masiva de árboles en los márgenes de la acequia que discurre paralela al Camino Viejo Forestal entre la Cañada Real y la Carretera del Pinar, sin contar con la preceptiva licencia municipal”.
  • Decreto del Concejal de Urbanismo, Infraestructura y Vivienda del Ayuntamiento de Valladolid de fecha 26 de octubre de 2015 relativo al Expediente IU 48/2015, VAL 2322/2015/S/1126, por el que se resuelve incoar expediente sancionador a la Comunidad de Regantes del Canal del Duero por una infracción urbanística leve por vulneración del art. 115.1.c) de la LUCL.

Ambos Decretos recogen que el informe emitido por los Servicios Técnicos Municipales de 11 de junio de 2015 señala que “del resultado de la visita de inspección [a la acequia que discurre paralela al Camino Vivero Forestal entre la Cañada Real y la Carretera del Pinar] realizada el día 9-06-2015 se verifica que se ha producido una tala masiva de árboles”, caracterización que resulta incoherente con el hecho de que por parte de la Concejalía de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda del Ayuntamiento de Valladolid se haya incoado expediente sancionador por una falta urbanística solo de carácter "leve".

La calificación como "leve" de la infracción que realizan estos decretos, como indicamos en la denuncia presentada por nuestra asociación ante el Ayuntamiento de Valladolid, no se compadece con la vulneración radical de diversas normas de protección urbanística:

a) En primer lugar, las Directrices de Ordenación Territorial de Valladolid y Entorno (DOTVAENT), aprobadas por Decreto de la Junta de Castilla y León 206/2001, de 2 de agosto, que establece la configuración como Área de Singular Valor Ecológico (A.S.V.E.), entre otros espacios, el de las acequias del Canal del Duero, clasificándolas como Suelo Rústico con Protección Natural. En su artículo 3.4 a), de aplicación plena, establecen que los usos permitidos dentro de las A.S.V.E. se limitarán a los de mantenimiento, conservación y puesta en valor de las propias áreas, en función de sus características peculiares y en correspondencia con lo establecido en el artículo 4.2 a) de las DOTVAENT, que prevé como una de las directrices en el régimen de protección de las riberas que sean A.S.V.E. la de asegurar el mantenimiento de la vegetación riparia, de forma que se conserven o recuperen las siguientes condiciones: 1. Continuidad espacial de la ribera como faja territorial con su vegetación asociada y 2. Conectividad, entendida como interconexión entre cauce y ribera.

Esquema de la ordenación territorial en el área afectada (DOTVAENT)

b) En segundo lugar, la Orden FOM/1084/2003, de 18 de agosto, sobre la Modificación del Plan General de Ordenación Urbana de Valladolid para su adaptación a la Ley 5/1999, de 8 de abril, de Urbanismo de Castilla y León, norma urbanística en la que también se consideran a las riberas del Pisuerga a su paso por Valladolid como A.S.V.E. y Suelo Rústico con Protección Natural, figurando en su artículo 290.3 f) expresamente como uso prohibido en esta clase de suelo la tala de árboles, salvo para actividades de silvicultura (lo que evidentemente no es el caso presente). Por otra parte el artículo 290.4 de esta Orden señala que se defenderá el arbolado existente y que los bordes de los canales y arroyos deben mantenerse en buenas condiciones de salubridad y conservar los importantes recursos paisajísticos de su arbolado e itinerarios asociados, que deberán potenciarse.

Esquema de la clasificación urbanística del suelo en el área afectada (PGOU de Valladolid)

Estamos, por tanto, ante un tipo de actuaciones que no responden a criterios ambientales ni respetan la normativa, provocan que Valladolid esté perdiendo su valioso bosque de ribera, favorecedor de un microclima fresco en verano que proporciona biodiversidad y belleza a la ciudad y da bienestar a los ciudadanos.

Por todo ello, consideramos que la acreditada tala masiva de árboles en la acequia que discurre paralela al Camino Vivero Forestal entre la Cañada Real y la Carretera del Pinar constituye una infracción urbanística que no es "leve" sino, de acuerdo al art. 115.1.a) de la Ley de Urbanismo de Castilla y León, "muy grave", por haberse producido sin licencia y además no ser conforme con el planeamiento urbanístico y haber sido realizada en suelo rústico con protección, infracción para la que la multa prevista es de 300.000 a 3.000.000 euros y por la que debe incoarse, en base a lo dispuesto en el artículo 114 de la Ley de Urbanismo de Castilla y León, expediente sancionador de la infracción urbanística y de restauración de la legalidad, por una infracción "muy grave" de la disposición citada.