Enresa ordenó el gasto de más de 10 millones de € en obras ajenas a sus fines

Denuncia a la Fiscalía Anticorrupción

La Plataforma contra el Cementerio Nuclear en Cuenca [1] entrega un nuevo escrito a la Fiscalía Anticorrupción para que investigue el gasto de la construcción de un vivero de empresas, un laboratorio y varias carreteras, que nada tienen que ver con los fines de Enresa, fijados por Real Decreto.

Los tipos penales serían malversación de fondos públicos y tráfico de influencias.

La norma fija que los fines de la empresa pública son, exclusivamente, la gestión de los residuos nucleares y radiactivos.Por ello, La Plataforma se dirije a la Fiscalía, para denunciar las actuaciones del actual y el anterior presidente de Enresa, por si hubieran incurrido en un delito de malversación de fondos públicos. Así mismo, se denuncian las actuaciones de María Dolores de Cospedal por si fueran constitutivas de un delito de tráfico de influencias.

Tabla Licitaciones y Convenios - Enresa

Enresa ha licitado, hasta hoy, directamente o a través de convenios, 416,8 millones de Euros IVA incluido (63 licitaciones y 13 convenios), desde que se designo a Villar de Cañas para ubicar el ATC [2]. Además varias de estas obras nada tienen que ver con sus fines establecidos el al artículo 9 del Real Decreto 112/2014 [3].

Hay recordar, que el proyecto del ATC está paralizado desde que el 30 de julio de 2015 se inició el procedimiento de ampliación de la ZEPA-ZEC “El Hito”.

Se trata del segundo escrito enviado a la Fiscalía Especial, en la que se aporta una extensa tabla con el detalle de cada una de las obras licitadas, con su cuantía y la empresa a la que se ha adjudicado la obra. También se ha entregado una amplia documentación (21 documentos) la mayoría de organismos oficiales.

De esta manera, La Plataforma continúa aportando información para que se esclarezca una larga lista de irregularidades que comenzaron en junio de 2012 cuando Cospedal consiguió colocar a un hombre de su confianza (Francisco Gil-Ortega con nula experiencia en el sector nuclear) en la presidencia de Enresa, tras una pugna de 6 meses con miembros del PP [4].

Así mismo, La Plataforma espera que una vez esclarecidos los hechos, se depuren las responsabilidades y, en caso necesario, se procese a los presuntos culpables.

Ahora, La Plataforma pone el foco en varias obras realizadas a través de convenios con la Diputación provincial de Cuenca la empresa pública GICAMAN y varios ayuntamientos. En concreto la construcción de un laboratorio y un vivero de empresas, (con un importe sin IVA de 2,46 millones de Euros) que nunca se justificaron y que llevan abandonados desde que se entregaron las obras en marzo de este año.

También mediante convenio, se ha pagado con dinero público varias carreteras que no servirán para el transporte de residuos, puesto que las rutas están desde hace tiempo establecidas por Enresa. En su estudio de impacto ambiental [5] Enresa establece un único punto de entrada de los residuos, a través de un enlace (ahora en construcción) desde la A-3 a la altura de Villares del Saz y desde ahí por la carretera CM-3118 a Villar de Cañas. El total de gasto en carreteras sin justificación es de 7,85 millones de Euros sin IVA.

En cuanto a las adjudicaciones directas de Enresa, destaca la adjudicación de 4 contratos a la empresa Iberinco (en solitario o mediante empresas participadas por ella) por valor de 34 millones de Euros con IVA, en dicha empresa está como directivo Ignacio López del Hierro marido de Cospedal [6]

Son llamativas las licitaciones del edificio principal y de los contenedores de doble uso. El primero está pendiente de adjudicación (con un importe de licitación de 217,76 millones) con el único trámite pendiente de la apertura del tercer sobre desde noviembre de 2014. El segundo ha llevado aparejado la dimisión de la jefa del departamento de Ingeniería de Residuos de Alta Actividad, Doña Maribel Rivera. Cabe recordar que en la actualidad no existen autorizaciones necesarias para llevar a cabo la obra del ATC.

Una de las últimas adjudicaciones realizadas fue la de la obra de redacción del proyecto constructivo del ATC (23 de septiembre) que ya criticó el Colegio Oficial de Geólogos, puesto que los estudios geológicos pendientes, (críticos para el diseño del edificio principal y especialmente para las cimentaciones), están inconclusos [7].

Desde la Plataforma se quiere resaltar que esta organización no considera responsable a Enresa en su conjunto ni a sus trabajadores.