El medioambiente soriano vuelve a sufrir la ineficacia de las administraciones

A los cuatro días de empezar el nuevo año 2016, el medioambiente soriano vuelve a sufrir la ineficacia y la dejación de funciones de las administraciones.

En la mañana del 4 de enero, Asden-Ecologistas en Acción de Soria ha tenido noticia de que en la localidad de Cabrejas del Pinar se ha producido un supuesto vertido de sustancias peligrosas. Ante lo negativo que podía resultar tal hecho para el medioambiente, no ha dudado en dar tal aviso a las dos autoridades competentes, es decir al Servicio Territorial de Medioambiente de Soria a través del teléfono que dispone para comunicar directamente incidencias de incendios forestales; y a la Confederación Hidrográfica del Duero a través del teléfono de los servicios centrales que aparece en su web.

Es decir Asden-Ecologistas en Acción ha hecho lo que es de lógica, y lo que se supone que es una obligación de todo ciudadano ante un hecho de este tipo con objeto de que se adopten las medidas preventivas para reducir la contaminación, o en su caso para que no quede impune tal acción si hubiera algún tipo de responsabilidad por acción, omisión o negligencia, sobre todo cuando tras tales conductas puede haber una responsabilidad delictiva.

Pues bien, la respuesta que hemos recibido ha sido: desde el teléfono de incendios de la Junta de CyL en Soria, que “en tal teléfono no recogen ese tipo de avisos y que llamemos al correspondiente teléfono del técnico de Calidad Ambiental”, algo que hemos hecho. Aunque es de suponer que tal técnico no se desplace al lugar para comprobar los hechos y que desde el teléfono de incendios (es un servicio costos e infrautilizado que en estos meses de invierno no tiene casi trabajo) tienen contacto directo con los Agentes Medioambientales distribuidos por toda la provincia.

Respecto al de la Confederación, nos han confirmado que recogían el recado y que lo trasladarían a las personas responsables de tomar las decisiones precisas, a pesar de que las fechas y horas no eran las más indicadas para asegurarnos la presencia de personal de la Confederación en el lugar. Al menos hemos tenido la suerte de llamar en horario de oficina, porque de lo contrario no podríamos haber avisado hasta el día siguiente.

Las respuestas recibidas en este caso, que son similares a las recibidas en anteriores ocasiones, ponen evidencia que el medioambiente no es su prioridad, aunque la palabra “medioambiente” esté presente en toda su publicidad e imagen institucional. Desde Asden-Ecologistas en Acción concluimos que en caso de presuntos incidentes graves ni la Junta de CyL, ni la C.H. del Duero tienen mecanismos para atender correctamente a los ciudadanos que avisamos de un incidente que requiere actuación inmediata, ni para actuar para reducir sus efectos contaminantes.

Esta es una muestra más que nos ayuda a entender como es tan común que haya vertidos a los ríos, ya que los mismos quedan impunes por desconocimiento de las autoridades, y por lo tanto resulta más barato contaminar que depurar, todo ello con perjuicio para nuestra salud y del medioambiente. Por otro lado, aún habiendo actividades contaminantes o vertidos ilegales, si no hay expedientes sancionadores, no hay vertidos demostrados, y nadie puede contradecir los parabienes ambientales que lazan nuestras autoridades.

Estando en estas fechas previas a la noche de Reyes, y una vez que ya se ha asentado en supuesto el nuevo Consejero de Medioambiente de la Junta de CyL, Juan Carlos Suárez-Quiñones, desde Asden-Ecologistas en Acción pide a las divinas majestades que hagan lo que esté en sus manos para que el nuevo Consejero resuelva este sistema administrativo tan ineficaz.




Visitantes conectados: 722