El contador de mortalidad calcula muertes y enfermedades crónicas

La Oficina Europea de Medio Ambiente (EEB), en la que participa Ecologistas en Acción, ha creado el “Contador de mortalidad” para mostrar que los retrasos en la aplicación de los estándares ambientales de funcionamiento, establecidos bajo la Directiva sobre Emisiones Industriales (DEI) se traducirán en muertes, enfermedades crónicas y costes económicos que podrían evitarse.

Estas normas obligarían a las mayores centrales térmicas de la Unión Europea a reducir sus emisiones contaminantes poniendo en práctica mejores técnicas disponibles (MTD) que, para las centrales térmicas de carbón, ya evaluadas en la UE, supondrían importantes beneficios económicos, alcanzado los 20.000 millones de € por la reducción de los efectos de la contaminación en la salud y evitando más de 20.000 muertes por contaminación del aire.

La Directiva da a las instalaciones industriales hasta cuatro años para adaptarse los nuevos estándares, los cuales entran en vigor cuando las conclusiones de las MTD de las grandes instalaciones de combustión GIC se publican en el Diario Oficial de la UE. Esto debería haber ocurrido en agosto de 2014 debido al máximo de 8 años del ciclo de revisión de las MTD que exige la DEI, pero debido a la falta de voluntad política de la Comisión Europea y retrasos por las presiones de algunos Estados miembros, la publicación no se espera antes del 2017. Esto retrasaría las reducciones efectivas de emisiones hasta 2021 como muy pronto.

El “Contador de mortalidad” calcula los costes externos acumulados del impacto sobre la salud que se podrían haber evitado desde el 1 de agosto de 2014, si se hubiera implantado “la nueva MTD” desde esa fecha para las 290 grandes instalaciones de combustión (GIC) de carbón de la UE, analizando únicamente los costes externos sobre la salud debidos a los principales contaminantes del aire (NOx, SOx, partículas y mercurio), por lo que la información proporcionada por el contador de muertes es una subestimación de los potenciales costes externos sobre la salud que podrían prevenirse con la estricta aplicación de las conclusiones sobre las MTD para las GIC.

Según Ecologistas en Acción en el caso del Estado español, los beneficios que se esperan de esa reducción de emisiones serán menores, dado el incremento del uso del carbón en la generación eléctrica, en su mayor parte importado, 65 % en 2014, y después de más de dos décadas de techos de emisión incumplidos y de las exenciones establecidas por los planes de reducción de emisiones, incluyendo el actual "Plan Nacional Transitorio del Reino de España", que rechazado en primera instancia por la Comisión Europea y aceptado en su redacción final por Decisión de la Comisión, de fecha 29 de mayo de 2015; en lugar de poner en marcha medidas individuales por instalación que permitan cumplir los nuevos límites.




Visitantes conectados: 287