El chocolate del loro

Recientemente, motivados sin duda por la situación de fuerte sequía que desde hace meses venimos padeciendo, algunos ayuntamientos de la provincia han realizado
campañas de sensibilización ciudadana para el ahorro de agua en los hogares.

Resulta curioso que dos de esos ayuntamientos, el de Argamasilla de Alba y el de
Manzanares, estén promoviendo al mismo tiempo la instalación de campos de golf en sus respectivos términos municipales.

Cabe preguntarse cuántos miles de grifos tendremos que cerrar los vecinos de esas poblaciones mientras nos cepillamos los dientes, o de cuántas duchas deberemos
prescindir para mantener en perfectas condiciones los greens de estos campos de golf.

Los proyectos de “Las Pachecas”, en Argamasilla de Alba, y de “Casa del Conde”, en Manzanares, supondrán, además, la urbanización de miles de hectáreas de
suelo rústico y multiplicar el consumo de agua de un acuífero sobreexplotado en el que de diez años a esta parte se han invertido más de 200 millones de euros del
erario público para reducir el gasto con destino a riego.