Un río para una ciudad

Ecologistas en Acción presenta al Ayuntamiento de Madrid un plan de naturalización y restauración ambiental del río Manzanares. La organización considera que es un proyecto realista y viable que producirá una mejora sustancial de las funciones ambientales y sociales del río.

El proyecto que ha presentado Ecologistas en Acción tiene como objetivo la renaturalización del río Manzanares a su paso por Madrid y, con este fin, propone la limpieza del cauce del río, la creación de orillas y la plantación de más de 28.000 árboles y arbustos autóctonos, entre otras medidas. Recuperar el bosque de ribera del río permitirá conectar zonas de gran interés natural situadas al norte y sur de la ciudad, es decir, permitirá que Madrid tenga un río vivo y albergue numerosas especies animales de la fauna autóctona que poblaran el tramo urbano del Manzanares.

Una de las infraestructuras que más ha alterado el río fue la construcción de la M-30 y, aunque se ha enterrado la carretera y se ha recuperado el espacio próximo al río como zona de ocio, no se ha modificado la situación del río. No se ha propuesto volver a dar al Manzanares su valor natural; sigue discurriendo a través de un cajón de hormigón que poco tiene que ver con lo que es un río.

La propuesta de Ecologistas en Acción surge, precisamente, para revertir esta situación y pasar de un canal de agua a un río vivo. El ámbito de actuación del proyecto es el tramo claramente urbano del río Manzanares a su paso por la ciudad de Madrid, en concreto entre el Puente de los Franceses y el Nudo Sur.

Son siete kilómetros de río en los que se realizarán actuaciones como:

a) Creación de orillas a través de la instalación de escolleras (donde no existan) y relleno con tierra vegetal. También se planifica la creación de islas para albergar vegetación en el cauce que permita generar espacios para la fauna asociada a los ríos.

b) La plantación de más de 28.000 árboles y arbustos autóctonos que desarrollen un bosque de galería con fresnos, chopos, sauces, tarays y majuelos.

c) Revisión del manejo de las presas para permitir que se mantengan abiertas todas las presas en el tramo urbano, de forma que el agua del río esté en movimiento continuamente. Tendrá menos caudal pero su aspecto será el de un río natural, con mayor afluencia de fauna y mejor calidad de sus aguas.

d) Instalación de paneles informativos a lo largo del río con el fin de promover la divulgación y sensibilización ambiental respecto al ecosistema fluvial del río Manzanares.

Ecologistas en Acción espera que el Ayuntamiento de Madrid acepte la propuesta y la lleve a cabo en este año 2016. La organización considera que es un proyecto realista y viable que producirá una sustancial mejora de las funciones ambientales y sociales del río Manzanares. Se incrementará su valor natural como ecosistema fluvial, contribuirá a mejorar la calidad de las aguas, supondrá una mejora paisajística considerable y contribuirá a conocer socialmente el valor de los ecosistemas fluviales.

Memoria



Visitantes conectados: 323