Atentado contra la salud de unos escolares

Un nuevo episodio se cierne contra los sanluqueños, ahora toca a unos pequeños/as escolares. Esta semana ha ocurrido que en el Centro de Educación Infantil y Primaria Maestra Rafaela Zárate, más conocido por el vecindario como el Colegio El Palomar, ha acontecido que un Pino ha sido el responsable de que varios alumnos/as fueran afectados por la Procesionaria del pino.

Tras una llamada telefónica realizada a Ecologistas en Acción, hemos sabido que un Pino ubicado en el interior del patio de este centro educativo, presenta en su cobertura vegetal varios bolsas de seda realizada por la Procesionaria del pino (Thaumetopoea pityocampa). Dichos nidos se pudieran haber evitado con una actuación preventiva por parte del Ayuntamiento de Sanlúcar, varios meses antes y así de ese modo, no atentar contra la salud de muchos niños/as en edad escolar.

La problemática que se ha suscitado es que debido a las condiciones climáticas de los últimos meses, la Procesionaria del pino, ha proliferado de forma importante atacando duramente a Pinos de cierto porte. Lo grave es que éste que nos afecta, se encuentra ubicado en el interior del patio de un colegio público, el cual ha provocado que el alumnado alérgico a la toxina que contiene los pelos urticantes que llegan a flotar en el aire procedente de esta oruga se han visto muy perjudicados, además le podían haber afectado al oído, nariz y garganta. Estos episodios se producen, en este árbol en concreto, todos los años con más o menos intensidad.

Pues bien, al parecer dicho centro docente ha comunicado reiteradamente a la delegación de Educación, su preocupación como cada año para que estos episodios no vuelvan a ocurrir. Se pide al Concejal, Juan Oliveros, que se actué con medidas preventivas varios meses antes para que erradicar esta plaga de forma contundente, pero claro como es de costumbre por parte de este Equipo de gobierno PSOE, no contesta a esta petición y claro está la plaga se ha extendido y en consecuencia, ha atentado contra la salud de los niños.

Ahora ante el cabreo de padres y madres, con razón, muy preocupados por sus hijos, quieren buscar una medida drástica y es la eliminación de dicho ejemplar. Pues bien, ante toda esta controversia la empresa Elicodesa cuyo responsable casualmente es el propio delegado de Educación, Juan Oliveros, se presenta de forma urgente, y la actuación más fácil a resolver, es actuar duramente contra el árbol, mutilándolo para así acelerar su muerte y quitar un problema de en medio. Al parecer y según testimonio de los propios padres, el responsable de dichos trabajos se escuda que la fumigación ahora no es posible, debido a que el colegio debe de estar varios días cerrados, pero además porque se encuentra a escasos metros de un bloque de vecinos.

Para nada entendemos como es posible que este asunto, se haya demorado tanto en el tiempo pudiéndose haber solucionado en las vacaciones de navidad. En lo que concierne a los vecinos aledaños al colegio, existen en el mercado agrícola suficientes productos fitosanitarios biológicos, que son inocuos al ser humano y que aniquilarían contundentemente esta plaga. En el mismo sentido, al ser un asunto de arbolado urbano también tiene corresponsabilidad la delegada de Medio Ambiente, Rocío Sumariva, pero presuponemos que de dicho asunto no tiene ni la más remota idea.

Por tal motivo, una vez más se observa la incapacidad de este Equipo de gobierno PSOE por dar solución a un tema tan delicado como es la salud de unos niños/as, pudiéndose haber solucionado con tiempo suficiente. Las medidas que deberían respetar estos delegados, NO es quitar arboles que nos proporcionan oxígeno y un acercamiento desde muy pequeño hacia un entorno urbano más natural, sino buscar alternativas más acordes, pero creemos que tal conocimiento y sensibilización no llega este Equipo de gobierno.




Visitantes conectados: 394