Once años ayudando al bosque mediterráneo a recuperarse

Ecologistas en Acción ha llevado a cabo por undécimo año consecutivo una plantación en la zona afectada por el devastador incendio de Huelva-Sevilla que calcinó cerca de 35.000 hectáreas en 2004, con la colaboración de la Plataforma Fuegos Nunca Más y el apoyo de la comunidad virtual, Yo Planto Árboles, y tú?.

Unas 100 personas han participado en la siembra y plantación reivindicativa convocada por Ecologistas en Acción dentro de su programa Un andaluz, un árbol, en la zona incendiada en 2004 que afectó a unas 35.000 hectáreas de las provincias de Huelva y Sevilla. La actividad ha contado con la colaboración de la Plataforma Fuegos Nunca Más y el apoyo de la comunidad virtual, Yo planto Árboles, y tú?

La intervención tiene el objetivo de llamar la atención a las administraciones ambientales autonómica y estatal sobre la necesidad de invertir en el medio forestal andaluz, sobre todo tras los incendios forestales, y en particular en el monte mediterráneo, que es el mejor proveedor de empleo y bienestar en las zonas rurales.

Voluntarios y voluntarias, grandes y pequeños, venidos de Huelva y de Sevilla, han plantado durante toda una mañana que amenazaba lluvia sin romper a llover, más de 1.000 plantones de árboles y semillas de especies autóctonas como alcornoque, encina, algarrobo y especies de ribera como chopo y mimbre. La actividad se ha desarrollado en la rivera de El Gallego, un cauce de agua que limita las dos provincias entre los términos municipales de El Madroño en Sevilla y Berrocal en Huelva, que fueron los grandes afectados por el mencionado incendio, en el que sus habitantes perdieron no sólo el medio de vida que significaba entonces el bosque mediterráneo sino parte de su cultura, muy ligada a los recursos que este les proveía. Actualmente en los dos pueblos se están recuperando algunas de esas formas de vida, esencialmente la apicultura, porque aún no se puede volver a descorchar como antaño.

Ecologistas en Acción reclama la restauración y conservación del monte mediterráneo y propone la eliminación de los cultivos de los espacios forestales y en especial de los espacios con algún grado de protección, en particular los eucaliptos o los cítricos, que pueden ser cultivados en zonas agrícolas marginales. Así mismo, reclama a la administración ambiental respuestas sobre el problema de la seca, sobre sus causas y formas de atajarla, dado que sus consecuencias son bien conocidas y evidentes: la destrucción de los alcornoques y las encinas, y con ellos, del monte mediterráneo y su forma de vida, a razón de 300 hectáreas de bosque al año.

En esta ocasión, la organización ecologista incide especialmente en la necesidad de la revisión y aplicación del Plan Forestal Andaluz, un documento visionario, eficaz, revolucionario y adelantado a su tiempo creado en 1989, que dota a Andalucía de las herramientas necesarias para una gestión óptima del medio forestal y que la administración ambiental andaluza debería retomar con firmeza y presupuesto.

Cada año son más las personas que se suman como voluntarios a esta plantación que convoca Ecologistas en Acción con el objetivo de reivindicar la defensa del monte mediterráneo andaluz, a la vez de realizar una repoblación forestal necesaria y urgente para la recuperación del entorno forestal y las sinergias ecosociales en la zona.




Visitantes conectados: 694