Ante el proceso de participación sobre la reforma de la Plaza de España

  Sumario  

 Posicionamiento

Ecologistas en Acción de Madrid manifiesta al Ayuntamiento el interés por participar en los debates sobre las actuaciones que se plantean en la ciudad y, en este momento, sobre la posible reforma de la Plaza de España. Asimismo, reconocemos la voluntad del nuevo Ayuntamiento de establecer procesos participativos, aunque consideramos equivocado el modelo elegido, y por eso lo hemos abandonado.

Creemos que en procesos de este tipo se necesita garantizar la máxima transparencia, y en el caso de la Plaza de España, el Ayuntamiento no ha podido explicar de modo convincente el porqué de la reforma ni su prioridad. Tampoco ha aclarado el papel del grupo Wanda en la misma, cuando -según la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid por la que se redujo el nivel de protección del Edificio España-, su aportación económica podría ser fundamental para que se lleve a cabo.

En cuanto al proceso consultivo organizado por el consistorio, si bien en un primer momento, en diciembre del pasado año, nos incorporamos al grupo de trabajo creado por el Ayuntamiento, al comprobar que tan solo se pretendía elaborar las preguntas de una encuesta a los vecinos decidimos dejar de colaborar en el diseño de la misma, por las razones que ya manifestamos en su momento y reiteramos ahora:

- Por un lado, creemos que cualquier encuesta ciudadana debe estar precedida de la adecuada información sobre los problemas urbanísticos y de todo tipo, así como los objetivos, actuaciones y políticas municipales que afectan a la zona, y en este caso en particular, sobre los aspectos antes señalados en relación al Edificio España.

- Por otro, creemos que la participación social de cara a actuaciones urbanísticas debe promover espacios de reflexión con las organizaciones y colectivos que trabajan sobre la ciudad, y además asegurar el estudio de los problemas en su entorno, para valorar los posibles impactos, así como posibles líneas alternativas de intervención.

En ese sentido, nos hemos manifestado en sucesivos escritos (14 de diciembre de 2015 y 11 de enero de 2016), pero dado que el proceso no nos ha brindado el espacio para abordar conjuntamente dicha reflexión, como asociación ciudadana comprometida con Madrid y su vecindario, estamos decididas a aportar nuestra propia opinión fuera de los cauces del proceso consultivo oficial. Asimismo manifestamos nuestro interés y plena disposición a participar en el desarrollo de estos criterios con el Ayuntamiento y otros actores sociales o económicos.

- Cuestionamos la reforma anunciada de la Plaza de España, por prematura -pues todavía no se ha implementado la anunciada reforma del tráfico en la almendra central que debería cambiar las premisas de partida-, y por ser innecesariamente costosa –según la prensa, la aportación municipal rozaría los 20.000.000 €- cuando hay necesidades sociales y urbanísticas en Madrid más urgentes que atender.

- Creemos que se debe plantear la reforma desde de un ámbito espacial más amplio que la propia plaza, considerando las necesidades de, e impactos en, los barrios del entorno, con criterios de mejora de la movilidad y la calidad ambiental de la zona, mediante medidas como:

- Potenciar el uso del transporte público, ciclista y peatonal, con accesibilidad universal, y reduciendo carriles de coches, ampliando aceras, mejora de pavimentos, etc.

- Reducción y calmado de tráfico en la plaza, su entorno y accesos. No incrementar el número de plazas de aparcamiento y convertir el actual subterráneo en aparcamiento de residentes. Evitando costosos túneles que sólo ocultan el tráfico y no evitan sino solo trasladan los impactos de congestión y deterioro ambiental que aquel provoca.

- Establecer límites en la plaza y su entorno a la implantación de los usos terciarios, con el objetivo tanto de reducir el incremento del tráfico de vehículos privados, como de garantizar un equilibrio de las actividades sociales y económicas que permita una vida urbana saludable.

- Ordenar el espacio público de la plaza priorizando el uso estancial y de paseo, con zonas soleadas y de sombra, actividades ocasionales de cultura y ocio, etc., garantizando en todo caso la conservación del arbolado existente y del monumento a Cervantes y el monumento a Cervantes, y facilitando el disfrute del paisaje urbano que rodea la plaza.

 Encuesta

PDF - 82.2 KB
Propuesta de respuestas al cuestionario remodelación de Plaza de España

Propuesta de respuestas a la encuesta sobre la reforma de la Paza de España

Esta es la propuesta de respuestas de la encuesta que el Ayuntamiento de Madrid ha decidido lanzar para consultar a la ciudadanía sobre la posible reforma de la Plaza de España. Hemos señalado las posibles respuestas [1] que a nuestro juicio tienen más sentido desde una perspectiva de gestión responsable de la ciudad, en especial en lo que se refiere a la sostenibilidad medioambiental, al respeto al patrimonio urbano y al uso eficiente de los recursos públicos.

Ecologistas en Acción, al igual que un número considerable de colectivos y asociaciones civiles de Madrid hemos decidido no apoyar este proceso de consulta, por varios tipos de consideraciones, en primer lugar por considerar que el Ayuntamiento no ha realizado una previa labor de diagnóstico y contraste ciudadano sobre los problemas existentes en la plaza y su entorno, y sin esa información entendemos que la respuesta ciudadana no puede ser suficientemente fundada.

Por otra parte, las asociaciones y colectivos hemos expresado nuestra opinión de que la plaza como tal no presenta en la actualidad problemas urbanísticos graves como para que la intervención en la misma pueda considerarse una prioridad para el Ayuntamiento de Madrid, frente al amplio repertorio de problemas mucho más perentorios en nuestros barrios. Teniendo en cuenta, además, el hecho de que dicha intervención, mediante un concurso público internacional, se solapa en el tiempo con la polémica sobre el destino del Edificio España, pudiendo estar ambas actuaciones muy relacionadas.

En lo que se refiere a la propia encuesta, creemos que adolece de incoherencias que pueden llevar a confusión al contestarla, empezando por el hecho de que hay preguntas que se refieren estrictamente a la propia Plaza, mientras que otras tienen que ver con problemas en el entorno de esta. Incoherencia que parte de la propia ambigüedad del enunciado ’reforma de la Plaza de España’, que atendiendo a las preguntas podría referirse solo al espacio libre público, o a un sector mucho más amplio incluyendo edificación, viario e infraestructuras, normativa urbanística diversa (usos, edificabilidades, medioambiente,...), etc.

En consecuencia, si bien como asociación no participamos en este proceso, somos conscientes de que muchas personas van a contestar de buena fe y con sentido cívico a la encuesta, por lo cual hemos considerado conveniente enviar nuestra sugerencia de respuestas más adecuadas, sobre todo para evitar que el resultado de la consulta, que según el Ayuntamiento será vinculante, pueda servir para justificar una intervención a nuestro juicio innecesaria y perjudicial.




Visitantes conectados: 369