La contaminación del aire por partículas se dispara

Todas las versiones de este artículo: [Català] [Castellano]

Desde el pasado domingo, con la entrada por el sureste de la Península Ibérica de un anticiclón procedente del norte de África, se han disparando las concentraciones en el aire de partículas menores de 10 micras (PM10), hasta alcanzar ayer niveles que sextuplican el límite establecido por la legislación y la Organización Mundial de la Salud.

Así, la práctica totalidad de las estaciones del centro, sur y este peninsular han superado el valor límite diario, establecido para este contaminante por la normativa en 50 microgramos por metro cúbico, habiéndose alcanzado los niveles urbanos más elevados en las ciudades de Málaga (374), Sevilla (353), Huelva y Cádiz (327), Soria (321), Guadalajara (319) y Granada (302), multiplicando en seis o siete veces la contaminación admisible para no dañar la salud.

En Barcelona se alcanzó ayer lunes una concentración de 73 μg/m3 de partículas PM10 en la estación de Gràcia y en Madrid 270 μg/m3 en la estación de la Plaza de Castilla. Alicante (72), Burgos (230), Córdoba (232), Murcia (89), Valencia (65), Valladolid (132) y Zaragoza (111) son otras capitales que han pulverizado el límite legal de partículas en el día de ayer.

Las comunidades autónomas más afectadas durante domingo y lunes han sido Andalucía, Castilla-La Mancha, Comunidad de Madrid y Castilla y León, extendiéndose a lo largo de ayer y hoy el problema hacia el Valle del Ebro, el litoral mediterráneo y las Islas Baleares.

La responsabilidad principal de esta elevada contaminación corresponde a la masa de polvo africano que está barriendo la península, tras entrar el domingo por la mañana por Andalucía. A esta contaminación “natural” se está sumando la provocada por el tráfico y las industrias que utilizan combustibles sucios (centrales térmicas de carbón, cementeras), que se está acumulando en la atmósfera ante la pasividad de las autoridades autonómicas y locales.

Así, con honrosas excepciones como el Ayuntamiento de Valladolid (que difundió ayer un aviso a la población y una recomendación de uso del transporte público), la mayor parte de las comunidades autónomas y ayuntamientos no están informando a la población sobre los riesgos de esta situación para la salud de la población, especialmente de los grupos sensibles como niños, ancianos, mujeres gestantes y enfermos respiratorios y cardiovasculares crónicos.

Tampoco se están adoptando medidas de limitación del tráfico urbano, que está elevando la contaminación en las ciudades muy por encima de los niveles registrados en su entorno. Las únicas referencias de las autoridades a este grave episodio de contaminación son al carácter pintoresco de la calima o relacionadas con la limpieza viaria, especialmente en el sur.

Por ello, y ante la persistencia del anticiclón en el día de hoy, Ecologistas en Acción pide que se informe a la población sobre el riesgo sanitario, aconsejando que las personas sensibles se protejan evitando la exposición al aire libre y que se adopten medidas de reducción del tráfico y de las industrias más contaminantes.

La contaminación atmosférica es responsable de alrededor de treinta mil fallecimientos prematuros anuales en España, 25.000 por inhalación de partículas, según el último informe sobre la calidad del aire publicado por la Agencia Europea de Medio Ambiente, sobre la base de las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).




Visitantes conectados: 403