Amplio rechazo al ensanche de la carretera de Manzaneda de Torio

Numerosas asociaciones culturales, ecologistas y ciclistas inician una recogida de firmas para pedir a la Diputación que en las obras iniciadas en la carretera LE-5607, que enlaza Villanueva del Árbol con Manzaneda de Torío, se proceda al asfaltado de la misma, pero sin continuar ensanchándola, para proteger sus importantes valores naturales y paisajísticos y su atractivo para los ciclistas.

Las obras comenzaron hace dos años y ya se han finalizado los cuatro primeros kilómetros, desde el cruce próximo a Villanueva del Árbol hasta la localidad de Villaverde de Arriba. En esta actuación se ha ampliado el ancho de la carretera de los cuatro metros y medio originales a los ocho, además de modificarse el trazado de algunas curvas.

Los colectivos firmantes de la petición señalan que el mal estado del firme debe ser corregido, pero alertan ante el hecho de que el tramo que falta por ejecutar, desde Villaverde de Arriba hasta Manzaneda de Torío, posee un alto interés desde el punto de vista natural y paisajístico, ya que transcurre por una zona muy bien conservada de prados y sebes con abundantes árboles, que desaparecerían en buena medida al ensanchar la vía, con el consiguiente perjuicio a nivel visual, para las diversas especies de animales que encuentran aquí su refugio, y para los ciclistas y peatones que se ven ahora protegidos del sol y el viento. También sería preciso realizar importantes desmontes en algunas zonas, más complicadas orográficamente que los tramos anteriores. Todo lo cual derivaría, según muchas opiniones, en la pérdida de una de las carreteras más pintorescas de la provincia y ocasionaría un gasto de fondos públicos que no parece estar justificado por el reducido tráfico que soporta.

Se pondría en riesgo además la seguridad de cicloturistas y paseantes, dado que al aumentar considerablemente el ancho de la vía, los vehículos a motor circularían a una velocidad más alta. Argumentan por otra parte que en la otra orilla de la ribera existe una carretera de carácter autonómico (LE-311, la conocida carretera de Matallana), por lo tanto de mayor capacidad, y conectada a la de Manzaneda en tres puntos distintos, lo cual asegura una buena comunicación para todos los pueblos de la margen izquierda del Torío.

La iniciativa ha partido de la Asociación cultural Ribera del Torío y de momento ya ha sido secundada por varias entidades culturales, ecologistas y ciclistas, como Ecologistas en Acción, León en Bici, Urz, Tyto Alba o Ascel, entre otras [1]