El plazo de 20 días de exposición de la Ley del Suelo es una burla a la ciudadanía

Ben Magec – Ecologistas en Acción denuncia que el procedimiento de participación pública elegido por el Gobierno de Canarias para la Ley del Suelo contraviene la normativa, pone en riesgo el futuro del territorio y el medio ambiente, y además, es una burla a la ciudadanía.

Para la Federación ecologista, una norma tan trascendental y compleja no debería tramitarse mediante un procedimiento de información pública al uso. “Una Ley como ésta debería desarrollarse desde el principio mediante un procedimiento de participación ciudadana horizontal y en el que tenga cabida todo el mundo, independientemente de que esté representado en una organización o no, y de su formación técnica. Hay fórmulas de eficiencia sobradamente contrastada para ello, sólo hay que tener un poco de voluntad política para aplicarlas, y dedicarle esfuerzos, recursos y tiempo”.

Así lo establece la Ley que garantiza el derecho a la participación ciudadana en materias relacionadas con el medio ambiente (27/2006), fruto de la transposición de dos Directivas Comunitarias que, a su vez, son la aplicación directa de un convenio internacional, el Convenio de Aarhus. “En todos ellos se habla de participación como una fórmula que debe garantizar que la ciudadanía pueda opinar libremente, en el momento en el que las opciones estén abiertas, y que las respuestas deben estar siempre motivadas y debidamente justificadas”. El propio Gobierno de Canarias aprobó, en 2010, la Ley de Fomento a la Participación Ciudadana, que según su propio preámbulo, "pretende situar a Canarias a la vanguardia" de este tipo de políticas.

Ben Magec – Ecologistas en Acción manifiesta que “la participación ciudadana no se reduce a aportar opiniones a un texto ya formulado, que parte de un diagnóstico y tiene un objetivo ya prefijado e inamovible, y que además, está redactado en un lenguaje técnico difícilmente comprensible para la ciudadanía. Difícilmente ésta podrá participar en un proceso de información pública de un texto normativo de más de 400 artículos de tal complejidad, y en un ridículo plazo de 20 días”.

Un ejemplo de cómo se desatienden las sugerencias

Para Ben Magec – Ecologistas en Acción, esta fórmula es un anticipo, además, de la desidia con la que previsiblemente se van a atender todas aquellas sugerencias que vayan en contra del objetivo último de esta Ley, que, a juicio de las y los ecologistas, es “desregularizar el territorio y eliminar trabas y controles al desarrollo del sector de la construcción”.

La Federación ecologista se reunió con la Consejera de Política Territorial en dos ocasiones durante el periodo en el que se estaba tramitando esta Ley. En estas dos ocasiones, en las que jamás se informó al colectivo del contenido de la misma, insistieron una y otra vez en la importancia de que se garantice la participación ciudadana, y de que además, se clarifique el por qué, el cómo y el para qué de esta nueva norma, puesto que de ahí parte el sentido último de su articulado.

Sin embargo, el Gobierno de Canarias no hizo ningún tipo de caso a las aportaciones de la Federación ecologista que, además, pedía que se afianzara la moratoria turística, que se garantizaran medidas de fiscalización del cumplimiento de la normativa, que se recuperaran las medidas de protección y contención del crecimiento urbanístico que se habían perdido con la Ley de Armonización, y que se garantizara la participación pública con medidas específicas como, por ejemplo, evitar que se expongan los proyectos durante cualquier tipo de periodo vacacional (como sucede ahora, en plena Semana Santa).

“No obstante, la Consejera de Política Territorial no se ha cansado de repetir que se ha reunido con la Federación y con todo tipo de colectivos, cuando lo cierto es que la mayoría de la sociedad canaria ha quedado al margen de la fase de diagnóstico y de la decisión de la finalidad de la Ley, y además, las propuestas de Ben Magec – Ecologistas en Acción fueron en su totalidad desoídas, como pone de manifiesto este vergonzoso periodo de exposición pública”.

Exigencia de ampliación de plazo

Por todo ello, Ben Magec – Ecologistas en Acción ha presentado por escrito a la Consejería de Política Territorial la ampliación de plazo, a tres meses, de esta exposición pública, así como el desarrollo de un verdadero plan de participación que permita llegar a toda la población.




Visitantes conectados: 693