Las Barrancas y Castrejón empiezan a recuperar la dignidad perdida

Se ponen en práctica medidas de gestión y protección esenciales para estos espacios de gran valor natural. Ecologistas en Acción satisfecha por las acciones llevadas a cabo por la Consejería y la Dirección Provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, y por el ayuntamiento de Burujón, y recuerda que tales acciones deben mantenerse en el tiempo para que terminen por ser verdaderamente efectivas.

Durante los últimos meses y más en particular durante esta Semana Santa se han comenzado a poner en marcha distintas actuaciones dirigidas a la protección y ordenado uso público de dos espacios naturales vecinos que forman parte de la Red Natura 2000 y que se encuentran entre los más importantes de la provincia Toledo, el Monumento Natural de las Barrancas en Burujón y Albarreal de Tajo y el refugio de fauna del embalse de Castrejón.

Tras años de abandono, masificación y deterioro ambiental, parece que por fin se ha iniciado el camino a la recuperación de estas joyas del paisaje y de la avifauna castellano-manchega. Y todo ello gracias a la implantación de una serie de medidas que se venían demandando con reiteración.

Por un lado, en el Monumento Natural de las Barrancas se ha establecido una regulación del acceso de vehículos a través de la senda ecológica, que impide el aparcamiento en la zona de los miradores. Para garantizar el cumplimiento de la medida y ofrecer información a los miles de visitantes que han acudido estos días a la zona, tanto Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural como el ayuntamiento de Burujón, han incorporado sendos vigilantes que han instruido sobre la mejor forma de acceder a las Barrancas usando los parkings existentes y sin dar lugar al penoso espectáculo de coches, quads y motos ocupando las zonas de acceso peatonal.

Por otro lado, en el refugio de fauna del embalse de Castrejón, corazón a su vez de la zona de Red Natura 2000 que ocupa distintos enclaves del Tajo medio, se ha instaurado un vedado de pesca, lo que ha permitido controlar el flujo de pescadores, la mayor parte de ellos ilegales, que se apostaban en el entorno de las zonas de nidificación y concentración de aves existentes.

La disposición de cartelería y el apoyo a la vigilancia que han realizado agentes medioambientales y Guardia Civil ha permitido orientar a los pescadores hacia otras zonas cercanas con menos impacto y, en su caso, multar y retirar las cañas a aquellas personas que no han querido atender tales indicaciones. Se ha reducido así la presión sobre los espacios críticos para las aves que en esta época del año inician la reproducción.

Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Dirección Provincial de Toledo y ayuntamiento de Burujón han aunado voluntades y criterios para que estos espacios empiecen a recuperar el buen nombre e imagen que en su día tuvieron. Además, gracias al trabajo de los agentes medioambientales y la colaboración de la Guardia Civil se ha conseguido mantener un nivel de información y vigilancia hasta ahora desconocido en estos espacios.

Ecologistas en Acción ha podido comprobar como los numerosos visitantes que han pasado por la zona estos días han reaccionado positivamente a la implantación de estas medidas, no habiéndose registrado ningún incidente significativo en la senda de las Barrancas. Al contrario, han agradecido la información suministrada e incluso se han visto gratamente sorprendidos por que hubiera por fin una ordenación del flujo de vehículos. Sólo en el tema de la implantación del vedado de pesca en el embalse los agentes de la autoridad se han visto obligados en casos puntuales a hacer uso de su capacidad sancionadora y de retirada de las cañas de pesca cuando algunas personas no han querido hacer caso de las indicaciones de vedado recientemente instaladas.

Ecologistas en Acción se muestra por todo ello muy satisfecha por el nuevo rumbo que parece tomar la gestión de estos espacios y, aunque aún queda mucho por hacer, anima a la Consejería, la Dirección Provincial y ayuntamientos de la zona, en particular el de Burujón, a seguir por este camino, ya que no sólo permitirá la adecuada y obligada protección de la zona, sino que facilitará una mayor presencia de visitantes y el desarrollo de actividades de ecoturismo y de educación ambiental.




Visitantes conectados: 526