Vertederos en las vías pecuarias del Camino de Santiago

Ecologistas en Acción ha denunciado a la Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio en Sevilla y al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SE.PRO.NA.) varios vertederos ilegales en Vías Pecuarias en los municipios de Santiponce, Guillena, Salteras y La Algaba además de la situación de abandono del punto limpio de Camas.

A la salida de Sevilla en dirección a Mérida, caminantes y ciclistas se encuentran con acumulaciones de basura y escombros, algunos peligrosos, de los que nadie se ocupa, con la agravante de que es el Camino de Santiago por donde pasan cientos de peregrinos.

Además del impacto visual, estos residuos afectan a plantas y animales y pueden llegar a contaminar el acuífero aluvial del Guadalquivir. Los vertidos se encuentran bajo el viaducto del Alamillo, en el Monasterio de San Isidoro, en la Vereda de Campogaz y en el Cordel de las Cañas.

Mención aparte merece el punto limpio de Camas, que lleva meses abandonado, con los contenedores rebosando, sin cerramiento y lleno de maleza, de latas y de basura flotando en los charcos. Ningún organismo se hace responsable de esta situación: el Ayuntamiento de Camas asegura que el punto limpio depende de la Mancomunidad de la Vega, que por su parte afirma que el único responsable es el propio Ayuntamiento. Ecologistas en Acción ha solicitado a la Junta que decida quién es responsable del Punto Limpio, si el Ayuntamiento o la Mancomunidad.

Estos puntos limpios, que recogen también residuos peligrosos como pinturas, aparatos eléctricos o tubos fluorescentes, cumplen funciones importantes: reciclar para ahorrar materias primas y energía, proteger el medio ambiente evitando el vertido incontrolado de materiales peligrosos y cumplir con la legislación vigente.

En cuanto a las Vías Pecuarias, según el Reglamento de Vías Pecuarias, es la consejería de Medio ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía la encargada de su conservación y mantenimiento. Esto incluye no permitir su ocupación ilegal.

Si continúa la pasividad, Ecologistas en Acción se plantea interponer una denuncia ante la fiscalía de Medio Ambiente, dado que las Vías Pecuarias son terrenos no urbanizables y gozan de especial protección.