[Incendio de Seseña] El humo más blanco no es menos peligroso

Ecologistas en Acción vuelve a exigir que se extremen las medidas de precaución y de protección de la salud de la población en los alrededores del incendio. Las declaraciones que están realizando los responsables políticos tanto de la Junta de Castilla-La Mancha como de la Comunidad de Madrid denotan una considerable ignorancia e irresponsabilidad. Efectivamente, en las fases menos intensas de la combustión de los neumáticos es cuando se desprende más cantidad de diversas sustancias peligrosas, que además se dispersan peor. Por este motivo, la organización ecologista vuelve a insistir en la urgencia de disponer de mediciones en toda la zona y de todos los contaminantes que se están emitiendo, así como que se hagan públicas de manera inmediata

La agencia medioambiental estadounidense, EPA, recomienda que las zonas más afectadas por un incendio de las características del que está teniendo lugar en Seseña permanezcan evacuadas mientras dure la combustión. En el caso del incendio del depósito de neumáticos que se produjo el verano pasado en León las llamas y las emisiones duraron tres semanas.

Precisamente en un informe realizado por la Junta de Castilla y León a raíz de este incendio se concluye, hablando de sustancias tóxicas y cancerígenas como los hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP) y el benzo-a-pireno, que “la emisión de este tipo de compuestos es mayor cuanto menor es la temperatura e intensidad del incendio, y en las últimas fases del incendio, la impulsión de los gases, es decir, la altura a la que son dispersados, es menor, lo que implica una menor dilución”.

Sin embargo, los responsables políticos del incendio de Seseña están lanzando mensajes simplistas y desinformados como que “dado que el humo es más blanco, resulta menos perjudicial”, y por lo tanto el peligro ha pasado.

Para Ecologistas en Acción lo esencial para tomar decisiones responsables es conocer las mediciones reales en los lugares donde está la población. Las estaciones más próximas al vertedero de neumáticos de Seseña y Valdemoro, situadas en Valdemoro, Aranjuez e Illescas, únicamente miden partículas, dejando sin control el resto de contaminantes, los más peligrosos, como los HAP, benceno, benzo(a)pireno y diversos compuestos volátiles y semivolátiles.

Si efectivamente se han instalado algunos captadores móviles por parte del Instituto de Salud Carlos III, se deberían conocer tanto su ubicación como sus mediciones de forma urgente, aun sabiendo que se trata de analíticas en laboratorio de filtros que se retiran manualmente cada día y que puede tardar algunos día más en estar disponibles. Pero es una información imprescindible para tomar decisiones responsables para la salud de la población.

Del mismo modo, se deben ir poniendo en marcha protocolos de seguimiento de contaminación en suelos, pastos y alimentos, que permitan inmovilizar los que estén contaminados, así como protocolos de seguimiento epidemiológico de la población afectada.


septiembre de 2017 :

agosto de 2017 | octubre de 2017



Visitantes conectados: 290