El Defensor del Pueblo abre una investigación sobre la minería de tierras raras

La oficina del Defensor del Pueblo ha comunicado a los representantes de la Plataforma Vecinal ’Sí a la Tierra Viva’, en la que participa Ecologistas en Acción, su decisión de poner en marcha una investigación ante posibles defectos detectados en el procedimiento por el que se están tramitando las autorizaciones mineras de ’tierras raras’ en Ciudad Real.

Esta actuación se dirige hacia la Vicepresidencia de la Junta Castilla-La Mancha, a la Confederación Hidrográfica del Guadiana y al Ayuntamiento de Torrenueva.

En el escrito se expone que la decisión de desarrollar actividades mineras en la zona debe ser considerada una actividad estratégica de planificación por condicionar el actual modelo de desarrollo social, económico y ambiental. Por lo tanto, antes de haber tramitado los respectivos permisos mineros se debería proceder a realizar una evaluación ambiental estratégica para asegurar que los proyectos mineros sean sostenibles e integradores.

Se considera además que en esta decisión estratégica debe tener una importancia determinante la opinión de la Confederación Hidrográfica de no conceder los volúmenes de agua necesarios para esta minería, ya que se trata de una región con escasos recursos hídricos. El informe de la Confederación Hidrográfica debe ser entendido entonces como vinculante, de manera que su negativa impediría realizar los proyectos mineros.

Advierte que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha dictaminado sobre la imposibilidad de fraccionar un proyecto con el fin de eludir la evaluación de impacto ambiental. Admás de existir una protección reforzada de los espacios de la Red Natura 2000.

Continúa el Defensor del Pueblo que el carácter radiactivo de algunos de los minerales que forman parte de la composición de la tierras raras exige informe del Consejo de Seguridad Nuclear.

También se advierte que las personas o entidades interesadas tiene derecho a conocer en todo momento el contenido del expediente y el estado de tramitación de los permisos, y que las solicitudes de acceso a consulta tienen que ser atendidas en el plazo máximo de un mes por parte de la administración.

En la iniciativa del Defensor del Pueblo se presta atención especial a los trabajos que se han venido desarrollando en Torrenueva sin tener las necesarias autorizaciones. Así como a las posibles acciones que el Ayuntamiento haya adoptado para sancionar estas infracciones.

Cabe recordar que desde 2013 se han otorgado 10 permisos de investigación minera para determinar la concentración de ’tierras raras’, en concreto de mineral de monacita, y poder explotarlas. Estos permisos afectan a cuatro de las cinco comarcas de la provincia de Ciudad Real, La Mancha, Montes Norte , Campo de Calatrava y Campo de Montiel. Suman 27.330 hectáreas en los términos municipales de Torrenueva, Torre de Juan Abad, Santa Cruz de Mudela, Alhambra, Membrilla, San Carlos del Valle, Valdepeñas, Manzanares, Moral de Calatrava y Navas de Estena. Pese a ello, la Junta los ha venido tramitando por separado, evitando hacer una evaluación ambiental estratégica, tal y como ahora subraya el Defensor del Pueblo.

Las cinco organizaciones ecologistas más importantes de España (Greenpeace, WWF, Amigos de la Tierra, Seo/Birdlife y Ecologistas en Acción), y muchos otros colectivos y ong, junto a los sindicatos y las organizaciones agrarias ASAJA y UPAC y las Cooperativas Agroalimentarias de C-LM han expresado ya su rechazo a estos proyectos mineros.

Los Consejos reguladores de las Denominaciones de Origen del Vino de Valdepeñas, Vino La Mancha, del Aceite de Oliva del Campo de Montiel y del Queso Manchego también se han posicionado claramente en contra, así como muchos ayuntamientos de las comarcas afectadas.

Las ’tierras raras’ es una minería que busca materias primas para la industria armamentística y las nuevas tecnologías. Utiliza grandes extensiones de terreno y trabajan con las capas superficiales de la tierra, precisamente las que sustentan la vida de las plantas y los animales. Esta minería ha causado graves problemas ambientales en varios países, provocando desplazamientos masivos de población ante el peligro de contaminación.

La actividad minera requerirá del aporte de entre 300.000 y 500.000 toneladas de agua que se emplearían en lavar el mineral, y que se pretendían obtener de los embalses de la zona. Algo a lo que ya se ha opuesto la Confederación Hidrográfica.

El área donde se va realizar el proyecto se encuentra catalogada como Zona de dispersión de águila imperial, conforme al plan de recuperación aprobado por Decreto 275/2003, de 9 de septiembre y que declara zonas sensibles las áreas críticas para la supervivencia de estas especies en Castilla La Mancha.

La ubicación de los trabajos de extracción se encuentran a 0,2 km y 0,9 km de la ZEPA "Áreas de esteparias del Campo de Montiel" (ES0000158). Por lo que antes de todo es preceptivo evaluar expresamente las posibles afecciones que puede producir el proyecto sobre esta especie en peligro de extinción, sus presas y su hábitat. Conforme al Plan de Recuperación de la especie, y a efectos prácticos, debe considerarse la zona como ’área crítica’ para el águila imperial ibérica dado que es territorio de cría de esta especie.

Lince ibérico

El área afectada también es rica en especies de caza menor y, muy especialmente, el conejo de monte. No en vano, algunos de los ejemplares del proyecto de reintroducción del lince ibérico han campeado por la zona donde se pretende desarrollar la explotación minera. Conviene señalar que este proyecto ambiental, en el cual participa la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha, puede verse seriamente afectado por la explotación minera.

En síntesis, la zona de actuación tiene una gran importancia para la reproducción y dispersión del águila imperial ibérica y para la dispersión del águila perdicera Hieraaetus fasciatus, debido a la presencia de hábitats favorables para estas especies y una gran abundancia de sus principales especies presa, sobre todo, de conejo Oryctolagus cuniculus. Así como para especies de aves de ámbito estepario como el sisón Tetrax tetrax, la ganga común Pterocles alchata y ortega Pterocles orientalis, todas ellas incluidas en el Catálogo Español de Especies Amenazadas. La Unión Europea sigue atenta, y con mucha preocupación, todo lo que aquí está ocurriendo.