[Incendio de Seseña] Sigue la preocupación, sigue la ausencia de mediciones

PDF - 63.6 KB
Escrito a la Junta de Castilla-La Mancha
PDF - 64.6 KB
Escrito a la Comunidad de Madrid

Ecologistas en Acción ha hecho una petición formal a la Comunidad de Madrid y a la Junta de Castilla-La Mancha para exigir que se tomen mediciones de los contaminantes más problemáticos y que se divulguen de manera inmediata.

También reclama que se adopten las medidas necesarias para extinguir el fuego lo antes posible, algo que pasa por cubrir con áridos los neumáticos que están en combustión. Del mismo modo, la organización ecologista se hace eco de la gran cantidad de llamadas que está recibiendo de personas preocupadas por el humo y los olores a goma quemada en municipios situados en las inmediaciones del vertedero, aunque cada vez más alejados. La información de las administraciones para la población está siendo muy deficiente, lo que incrementa la preocupación.

Ante la falta de datos sobre la inmisión de sustancias nocivas de las que está emitiendo en grandes cantidades el incendio de los neumáticos de Seseña, como puedan ser los HAP (hidrocarburos aromáticos policíclicos), o el benzo-a-pireno, Ecologistas en Acción ha remitido una petición formal tanto a la Comunidad de Madrid como a la Junta de Castilla-La Mancha para exigir que estas mediciones se realicen cuanto antes y que los datos se divulguen de manera inmediata.

Por otro lado, Ecologistas en Acción tiene la sensación de que no se está haciendo todo lo necesario para apagar el fuego. La organización ambiental piensa que es prioritario extinguirlo cuanto antes, o al menos tratar de limitar las emisiones evitando que el oxígeno llegue a los neumáticos, algo que se puede conseguir fundamentalmente cubriendo la pira con tierra. Ahora mismo se está en una fase de pirólisis o combustión incompleta, que resulta muy problemática porque se emiten muchos compuestos tóxicos como el benzo-a-pireno.

Mientras tanto, Ecologistas en Acción viene haciendo un seguimiento de los datos que facilitan las estaciones de medición de la contaminación. Como se ha señalado, no se dispone de registros de los contaminantes más problemáticos, pero sí de otros, como las partículas, que permiten extraer algunas conclusiones. Por ejemplo, se detectan superaciones inusuales de los niveles de partículas, no achacables a otros fenómenos distintos a los del derrotero que toma el humo, en diferentes puntos y en diferentes horas, lo cual refuerza el mensaje de que mientras haya fuego, habrá riesgos de salud pública.

Así, la estación de Illescas ha registrado diversas puntas aisladas de partículas, PM10, como los 71 microgramos por metro cúbico (µg/m3) de esta madrugada a las 2:00 h. Por su parte, Valdemoro registró ayer niveles de PM2,5 entre las 15-16 h también inusualmente altos, 48 µg/m3, en relación a las condiciones del resto de la red, lo que refuerza la idea de que se debe a que el humo se dirigió en ese momento hacia esa población.

Esta situación se correlaciona bien con los continuos avisos que está teniendo Ecologistas en Acción de numerosas personas de diferentes municipios de los alrededores del incendio, pero también de lugares más alejados como Alcorcón, que se quejan de olores a goma quemada, humo, que tienen dudas sobre qué hacer, etc.

Por este motivo, la organización ecologista vuelve a insistir en la importancia de medir los contaminantes realmente relevantes para poder tomar decisiones responsables, de divulgar la información de forma inmediata y de hacer un esfuerzo de comunicación hacia la población para indicarles patrones de conducta que minimicen su exposición a los contaminantes en caso de que la columna de humo se dirija hacia sus residencias.




Visitantes conectados: 530