El Ayuntamiento envenena las calles con glifosato

Personal de FCC, adjudicataria del servicio de limpieza gestionado por el Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento, está fumigando las calles de la ciudad con un herbicida de alta toxicidad. El herbicida que se están utilizando tiene como principio activo el glifosato, un herbicida de amplio espectro, no selectivo, utilizado para eliminar hierbas y especies leñosas. Los herbicidas en base a glifosato pueden ser altamente tóxicos para animales y humanos. Estudios de toxicidad han revelado efectos adversos: toxicidad subaguda y crónica, daños genéticos, trastornos reproductivos y aumento de la frecuencia de anomalías espermáticas. El glifosato es, además, adsorbido fuertemente por el suelo y es muy soluble en agua, lo que aumenta su peligrosidad. La persistencia del glifosato varía de dos a seis meses. Hay que destacar que se han fumigado calles muy concurridas, sin advertencia de ningún tipo, por lo que el glifosato terminará en las suelas de los zapatos, o en objetos que se puedan caer al suelo contaminando a personas que desconocen que se ha fumigado la calle y la puerta de sus casas con un producto tóxico. Además, en muchas de estas calles y aceras ni siquiera hay hierba a la que envenenar y eliminar.

Recientemente, la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC, dependiente de la Organización Mundial de la Salud) ha incorporado el glifosato a la lista de substancias potencialmente carcinógenas para humanos. Esta inclusión es importante porque confirman la patogeneicidad del glifosato y sus efectos nocivos para la salud, por lo que, en base al principio de precaución, debería prohibirse su uso. Actualmente la UE está reevaluando el uso del glifosato y hay países, como Holanda, que ya lo ha prohibido. Por el principio básico de precaución las administraciones públicas deberían abstenerse de utilizar este herbicida. Recordemos lo que sucedió con el DDT, cuando se prohibió los efectos ya eran irreversibles.

Ecologistas en Acción exige la inmediata paralización de estas fumigaciones, y planteará en el próximo Consejo Municipal de Medio Ambiente que se depuren responsabilidades por estas fumigaciones innecesarias y que ponen en riesgo la salud de los ciudadanos.