Insuficientes las medidas de ejecución del Plan de Desarrollo Rural 2014-2020

La Federación de Ecologistas en Acción de Castilla y León ha asistido a la reunión del Comité de Seguimiento del Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León 2014-2020, dotado con 1.822,8 millones de euros, que provienen de un 46.8% de fondos nacionales (DG Agricultura y Junta CyL) y un 53.2% del FEADER.

En esta ocasión, además de aprobar el acta de la anterior reunión, se ha presentado información sobre el estado de ejecución del PDR. Hasta mayo 2016, se ha ejecutado un 8.79%, pues de momento el programa está arrancando.

Entre los sectores estrátegicos de acuerdo con lo señalado en el DAFO, no se incluye apicultura, pastos permanentes, tan importantes como los bosques para secuestrar C atmosférico, ni cultivos forrajeros como las leguminosas, pieza clave en la recuperación de la fertilidad de los degradados suelos castellano-leoneses. Tampoco se presta atención a la ganadería extensiva, sector en declive, pero responsable de la prevención de incendios y del mantenimiento de nuestro diverso paisaje rural.

EeA denuncia otras cosas, el apoyo a técnicas de siembra directa, si no se condiciona al uso de técnicas alternativas para el control de arvenses, evitando métodos químicos de síntesis. Es imprescindible minimizar el uso de herbicidas, para cumplir con la prioridad 5: eficiencia de los recursos y paso a una economía hipocalórica, adaptable a los cambios climáticos.

En cuanto a los planes de gestíón forestal o instrumentos equivalentes con objetivos preventivos, se priman especies alóctonas de crecimiento rápido e invasoras. Y los criterios de selección de las ayudas para la reparación de daños causados en bosques por incendios forestales, desastres naturales y catástrofes, no se contempla ninguna medida preventiva, donde se incentive otro tipo de gestión forestal para mantener los bosques limpios.

No se priorizan criterios para favorecer la conservación de especies y hábitats de interés especial y protegidos, tanto dentro como fuera de espacios Red Natura.

Por otro lado, los criterios para reforzar las infraestructuras de protección frente a incendios son ineficientes. Lo prioritario (con criterios económicos y estratégicos) sería actuar sobre ciertas áreas por ser donde se inician los incendios forestales y donde una intervención preventiva facilita la extinción del incendio y se evita que tenga la categoría de catástrofe. El representante de la Comisión Europea también señaló que no está bien contemplado.

Para finalizar, se presentó la evaluación realizada para poner en marcha un nuevo instrumento financiero plurirregional para los fondos FEADER 2014-20, que será aprobado por las distintas comunidades autónomas de forma voluntaria. Nos explican que probablemente las ayudas pierdan peso y serán sustituidas por este tipo de instrumentos de financiación agrícola. Se dirige a las prioridades del programa. Han identificado los fallos del Mercado, en cuanto al estado de las formas de intervención y proponen una estrategia de inversión público-privada.

La evaluación ha reconocido unos 600.000 destinatarios potenciales en el medio rural y admiten que el fallo es debido a unas excesivas exigencias en la concesión de créditos. Se exige más garantía ante similar riesgo de impago que en otros sectores de la economía. Nosotros pensamos que este tipo de financiación sería similar al microcrédito, no contempla actuaciones de tipo LEADER, con lo cual no incentivaría iniciativas de poca envergadura que fomenten la diversificación del medio rural.