Cementerio nuclear en Cuenca: ¡¡NO!!


En la sede de Ecologistas en Acción de Cuenca se han recibido, en las últimas semanas, distintas visitas y llamadas telefónicas de ciudadanos de la comarca de la Obispalía y de la propia ciudad de Cuenca, preocupados ante el anuncio de una posible solicitud para la instalación de un cementerio nuclear en un área situada a escasos 25 kilómetros de la capital provincial.

Ecologistas en Acción quiere manifestar su apoyo público a todas estas personas y a los alcaldes de Valdetórtola y La Parra de Las Vegas que han manifestado ya su rechazo a esta disparatada propuesta.

Las manifestaciones de la llamada asociación de amigos de la tierra de Altarejos, La Obispalía, Valdetórtola y La Parra y que más bien debería llamarse asociación de amigos del cáncer, suponen toda una declaración de intenciones para arruinar definitivamente el futuro, la tranquilidad, la salud y la esperanza de toda una gran cantidad de afectados, incluyendo las comarcas de la Mancha alta y la Serranía Media, también muy próximas.

Hay que recordar que el almacén que busca ENRESA debe estar disponible antes de Diciembre de 2010 y albergaría residuos de alta actividad, al menos durante cien años hasta su traslado a un almacén geológico profundo.

En efecto, el 27 de diciembre de 2004, el Congreso de los Diputados aprobó por unanimidad la construcción de un ATC (Almacén Transitorio Centralizado) para el almacenamiento temporal de los residuos de alta radiactivdad de las centrales nucleares españolas. En el ATC los residuos se guardan en contenedores metálicos o metálicos y de hormigón licenciados para unos 60 años. De esta forma se pone un parche que no soluciona el problema, pero aplaza la decisión sobre donde construir el definitivo Almacén Geológico en Profundidad (AGP) unas decenas de años y se deja esta delicada decisión política a generaciones y gobiernos futuros. Esta decisión habrá de ser bien meditada por el Ministro de Industria de turno, puesto que supondrá la condena durante cientos de miles de años para una región española.

Desde Ecologistas en Acción de Cuenca se hace un llamamiento al sentido común de los Alcaldes de estas zonas, así como al resto de fuerzas sociales y ciudadanos afectados para que en ningún caso permitan que se produzca una solicitud en este sentido.

De ser necesario, esta asociación está dispuesta a iniciar un movimiento de oposición que aglutine todo el rechazo que ya se ha empezado a manifestar, proponiendo desde ya un lema para el inicio de la campaña: Más vale pobres que ricos en el cementerio (nuclear).