Remedios Viejo muestra preocupación por el arbolado

Los vecinos y vecinas de Remedios Viejo muestran preocupación por el arbolado del viario pero solicitan soluciones que no pasen por el apeo masivo. Ecologistas en Acción apoya esta postura.

En una reunión celebrada en el Centro Cívico del distrito convocada por el distrito, con la presencia de la Primera Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Sevilla y Delegada del Distrito Carmen Castreño, del director de Parques y Jardines y de técnicos de la Gerencia de Urbanismo, se trató de la problemática del arbolado de las calles de la barriada Remedios Viejo.

Lo que parecía una demanda generalizada de apeo del arbolado por parte del vecindario, interpretada por los representantes municipales en base a solicitudes llegadas al distrito, no es tal. Los vecinos y vecinas presentes solicitan actuaciones puntuales de las afecciones sobre el pavimento y las infraestructuras de la red de abastecimiento, dando prioridad a las calles con más viviendas afectadas, pero en ningún caso la eliminación masiva del arbolado actual.

Esta es la solución que en principio propone el Ayuntamiento mediante un proyecto de reurbanización con eliminación de todos los ejemplares y la sustitución por una especie más adecuada. Este sería el tercer proyecto que se llevaría a cabo por los técnicos de la Gerencia Municipal de Urbanismo, puesto que los dos anteriores no se llegaron a ejecutar. Los vecinos piden información sobre la nueva actuación y sobre todos los posibles proyectos que incluirían la sustitución de unos 75 árboles de la
especie Melia, o paraiso, que actualmente aportan frescor y sombra a estas calles.

Ecologistas en Acción felicita al Ayuntamiento por su apertura a la participación ciudadana. Reuniones como esta, de carácter abierto donde pudimos participar representantes de la mesa del árbol y otras organizaciones interesadas en la calidad ambiental de la ciudad no son lo habitual en la gestión. La lección que sacamos es que varía mucho escuchar en directo a la población afectada por un problema que recibir las quejas manifestadas en escritos tipo, llegándose a conclusiones erróneas que han motivado que la solución propuesta a la demanda vecinal no sea bien
acogida. También es evidente que la ciudadanía de Sevilla es muy consciente de los beneficios del arbolado urbano y rechaza actuaciones que impliquen talas masivas.

El Ayuntamiento tendrá que replantearse su intención de eliminar el arbolado y tratar únicamente los puntos afectados, revisando las posibles mejoras en el actual que podrían pasar por cirugía radicular y protección lateral de infraestructuras susceptibles de ser dañadas por las raices de aquellos ejemplares afectados, antes que la eliminación de una arboleda de gran porte que los vecinos y vecinas demandan como beneficiosa para la calidad de vida del barrio.

Esperemos que no se frustren estos encuentros en los que la ciudad se expresa y permite una mejor interpretación de las demandas ciudadanas por parte de la ciudadanía más activa.