Izada de Bandera Negra en Los Caños de Meca

Ecologistas en Acción ha izado una simbólica Bandera Negra en la playa de Caños de Meca.

Esta izada supone el colofón de la campaña de este año 2016 sobre las Banderas Negras en el litoral gaditano y, que, igualmente se ha desarrollado en toda Andalucía.

La campaña, nacida en 1999, es una denuncia pública de aquellas playas o tramos de litoral que sufren vertidos contaminantes, agresiones urbanísticas o cualquier otra actuación que ocasione una pérdida de calidad ambiental del litoral. Los objetivos de Banderas Negras son:

• Dar una información rigurosa a los andaluces, y a todos los usuarios de las playas, del estado ecológico en que se encuentran éstas.

• Requerir a Ayuntamientos, resto de las Administraciones y a empresas, que contribuyan al saneamiento de las playas y pongan fin a la degradación ambiental del litoral.

En Cádiz se han “otorgado” 14 Banderas Negras y 12 Puntos Negros.

Ecologistas en Acción sigue denunciando que en ocho municipios las depuradoras funcionan muy mal, infringiendo de manera continuada el Real Decreto 509/1996 de depuración de aguas residuales urbanas y contaminando el litoral: Sanlúcar, El Puerto de Santa María, Puerto Real, Roche, Barbate, Los Barrios, San Roque y San Enrique Guadiaro.

Además, dos municipios, Tarifa y Gibraltar, siguen sin depuradora, vertiendo directamente al mar, al igual que tres núcleos de población-pedanías (El Palmar en Vejer, y Zahora y Caños de Meca en Barbate). También Trebujena carece de depuradora y vierte al maltratado estuario del Guadalquivir. Lo peor es que la situación de depuración insuficiente no es nueva, sino que se está haciendo crónica. Las depuradoras se van construyendo pero no tienen un mantenimiento adecuado, de manera que progresivamente funcionan peor y acaban vertiendo aguas prácticamente residuales. Así ha pasado en los últimos años con Sanlúcar.

En Caños de Meca.

La elección de la Playa de Caños de Meca se basa en que es un triste ejemplo de litoral machacado por el urbanismo ilegal, con edificaciones en el dominio público marítimo terrestre, sin depuración de las aguas residuales, sin red de abastecimiento de agua potable, sin alcantarillado, vertiendo sus aguas residuales al acuífero o al mar, con el acuífero costero contaminado y sometido a extracciones incontroladas. El Plan de Protección del Litoral, además se modificó para dejar sin protección urbanística la zona tras el tómbolo de Trafalgar (entre Zahora y Caños de Meca) dando vía libre a su urbanización.

Es lamentable que una playa que fue referente gaditano se encuentre hoy en esta situación de descuido y desidia.