Rechazo a la construcción de un nuevo embalse en el Jarama

Ecologistas en Acción quiere manifestar su más absoluto rechazo a la propuesta de construcción de un nuevo embalse en el río Jarama, el denominado recrecimiento del Vado, hacia el que ayer la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, consiguió atraer el apoyo de su homónimo castellano-manchego José María Barreda.

Hay que recordar que la viabilidad técnica y ambiental del proyecto es nula y que esta propuesta ya ha sido rechazada hace años por informes técnicos del Ministerio de Medio Ambiente. La propia Junta de Castilla-La Mancha ya ha rechazado otras veces la construcción de nuevos embalses en el Alto Jarama.

El nuevo embalse produciría, por sus grandes dimensiones, un enorme impacto medioambiental en un área de excepcional valor natural como es el Alto Jarama y al Sierra de Ayllón, que se encuentra declarada por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y Lugar de Interés Comunitario (LIC) dentro de la Red Natura 2000 de la Unión Europea.

Asimismo, la utilidad de dicho embalse es más que dudosa pues, según cálculos del propio Ministerio de Medio Ambiente, la construcción de una gran presa de 180 Hm3 que incluyera el propio embalse del Vado, que es el proyecto que defiende la presidenta Esperanza Aguirre, tan sólo incrementaría el aprovechamiento del Jarama en 19 Hm3 anuales, aproximadamente lo que consumen los campos de golf existentes en Madrid, y todo ello a costa de destruir un área de gran valor natural. En este sentido, no es cierto que la construcción de ese gran embalse incrementase los recursos hídricos aprovechables por Madrid en 100 Hm3 anuales, tal y como afirma la Presidenta Regional, pues con el embalse del Vado actual ya se consigue la regulación de la mayor parte de la aportación del río Jarama (el incremento sería tan sólo de 19 Hm3 anuales, según el propio Ministerio).

Por todo ello, la Dirección General de Política Ambiental del Ministerio emitió una resolución con fecha 26 de enero de 1995, rechazando la construcción de nuevos grandes embalses para el abastecimiento de Madrid en el Alto Jarama.

Ecologistas en Acción rechaza por completo la política desarrollada por los presidentes autonómicos de Madrid y de Castilla-La Mancha en relación al abastecimiento de agua, pues parece que lo único que les importa es que se construyan nuevos embalses, aunque sea a costa de renunciar a recursos hídricos de los que dispone el Canal de Isabel II mediante concesión desde hace medio siglo, como es el caso de los 100 Hm3 que dispone en el río Sorbe.

Asimismo, también rechazamos los mensajes que Esperanza Aguirre lanza continuamente a través de los medios de comunicación contra el ahorro de agua, calificándolo como hizo ayer mismo de “escaseces y racionamientos y políticas que lleven a los ciudadanos a sufrir una angustiosa carencia de agua”. Da la sensación que lo que pretende es que se siga incrementando el consumo de agua en Madrid y a la vez renunciar a concesiones de las que actualmente dispone para poder intentar justificar la construcción de nuevos embalses, que a los únicos que beneficiaría sería a las empresas constructoras que llevasen a cabo las obras. Con esta política la Presidenta Regional lo único que está haciendo es poner en serio riesgo la garantía de abastecimiento de los madrileños.

Igualmente, resulta lamentable la actitud del Presidente de Castilla-La Mancha, José Barreda, haciendo el juego político a Esperanza Aguirre, aún a costa de que se destruya el patrimonio natural de Castilla-La Mancha (el embalse propuesto se situaría en Guadalajara) y, lo que es también muy grave, renunciando a exigir a la Sra. Aguirre a que apoye las reivindicaciones contra el trasvase Tajo-Segura.

Parece que a ambos Presidentes Autonómicos les une mucho más promover la destrucción medioambiental y favorecer la especulación urbanística que la gestión racional de los recursos naturales y el bienestar de los ciudadanos.




Visitantes conectados: 411