Alternativas a la semipeatonalización de Alfonso X El Sabio

Ecologistas en Acción ha presentado ante la Concejalía de Fomento del ayuntamiento de Murcia un documento de propuestas y sugerencias al borrador del proyecto de peatonalización de la Avenida Alfonso X el Sabio.

Para la organización ecologista, los objetivos generales de los procesos de peatonalización urbana, para la ciudad de Murcia, tienen que ser la mejora de la calidad de vida de la ciudadanía (en particular la de los/as residentes en las zonas a peatonalizar), un cambio significativo y progresivo en las prácticas y hábitos de movilidad que produzcan un uso más ecológico y coherente del tráfico rodado, y el fomento de la movilidad a pie que implique una mejora de los servicios a los/as peatones.

Además, es necesaria la reducción efectiva de los niveles de contaminación atmosférica y acústica, mediante la disminución del número de vehículos, y el desarrollo de una actividad comercial y de servicios diversificada, no centrada solamente en la actividad hostelera como eje central, con la potenciación del comercio de proximidad.

El borrador del proyecto plantea la semipeatonalización de la zona, con lo que la restricción de tráfico solo afectaría a uno de los dos tramos en que se divide la avenida Alfonso X el Sabio. Pero para la organización ambientalista el objetivo final de calidad urbana debería ser, a medio plazo, la peatonalización completa de la zona, y restringir el acceso de vehículos únicamente para residentes, vehículos de emergencias y la carga y descarga de mercancías dentro de un horario definido. Señalan que en otras ciudades españolas y europeas, hace ya tiempo que peatonalizaron su casco histórico y su centro urbano. Casos como Oviedo, Donostia, Terrassa, Venecia, Florencia, Copenhague, Estocolmo, Nuremberg, Friburgo, etc. Por eso la organización plantea que son necesarios nuevos proyectos de peatonalización en el entorno del Campus Universitario de la Merced y en zonas del barrio del Carmen.

Pero también se debe evitar algunos efectos negativos que a veces acompañan a los procesos de peatonalización o semipeatonalización: El aumento descontrolado del número, la extensión y el perímetro de las terrazas de hostelería y sus infraestructuras complementarias. La ocupación desmesurada del espacio público para un uso privado genera problemas medioambientales y vecinales como la contaminación acústica (especialmente en horario nocturno), un mayor volumen de residuos y basuras en general, o el aumento de la contaminación atmosférica y odorífera local. A esto, hay que añadir la generación de conflictos entre la población residente y los consumidores/usuarios de las terrazas, el efecto barrera para los/as peatones y el efecto barrera visual para los monumentos y edificios singulares del paisaje urbano.

Ecologistas en Acción sugiere, además, la adopción de un perímetro de zonas 30 Km/hora y/o de tráfico restringido alrededor de la semipeatonalización de Alfonso X, que contribuya la pacificación del tráfico rodado en el entorno urbano.
Y el desarrollo de un carril bici especifico en el eje Norte- Sur que conecte los sistemas de carril bici desde la ribera del río, por toda la avenida de Alfonso X el Sabio, hasta la Plaza Circular separado de otras vías del tráfico rodado.

La organización considera que los procesos de peatonalización y de pacificación y modificación del tráfico urbano deben formar parte de una estrategia planificada en el espacio y el tiempo, en el marco de un Plan de Movilidad Urbana Sostenible. Pero advierten que no hay que caer en el error de aumentar el volumen de tráfico sumando nuevas formas de movilidad al mismo espacio, sino que el objetivo debe ser la reducción y sustitución real y efectiva del excesivo tráfico actual de vehículos privados por otros medios de transporte, colectivo e individual, menos contaminante y con menos demanda de espacio, para que se devuelva a la ciudadanía parte del espacio público y se obtengan unos niveles de contaminación lumínica, acústica y del aire mucho más reducidos de forma que aumente la calidad de vida en el entorno urbano del municipio.

Para terminar, la organización plantea la necesidad de aumentar el arbolado existente con la plantación de nuevas hileras de árboles autóctonos y el desarrollo de masa de vegetación autóctona, en diferentes tramos de la Avenida con jardines específicos. Los beneficios del arbolado y de la vegetación en el entorno urbano van más allá de simples elementos del paisaje y el sombreado, las cubiertas vegetales ecológicas amortiguan también el efecto isla de calor, reducen la contaminación acústica y pueden retener las partículas de polvo en suspensión, además de fijar el dióxido de carbono y generar oxígeno, mejorando en consecuencia la calidad del aire urbano.